Consecuencias de roncar en exceso: impacto en la salud

Consecuencias de roncar

¿Quieres saber las consecuencias de roncar en exceso?

seosidn
Se lee en 4 minutos

Roncar mucho no es sinónimo de un buen sueño. En realidad, se trata de un problema de salud que puede aparecer junto con otros síntomas.

Los ronquidos son un ruido que se produce por una vibración de las estructuras de la garganta. Alrededor del 57% de los hombres y el 40% de las mujeres roncan y esto suele provocarles despertares nocturnos, trastornos del sueño y otras condiciones indeseables para su salud.

Si roncas mientras duermes, esto puede ser producto de varios factores. Entre ellos:

  • obstrucción de las vías respiratorias superiores;
  • mala postura a la hora del descanso;
  • obesidad;
  • excesos en el consumo de alcohol y tabaco;
  • cenar abundante, entre otros.

¿Hay formas evitar los ronquidos? ¿De qué manera este trastorno afecta tu salud y la de quienes te rodean?

A continuación, responderemos todas tus interrogantes. Así que, ¡sigue leyendo!

Ronquidos en exceso: ¿cuándo deberías consultar a un profesional de la salud?

El ronquido ocasional no es una señal de alarma. Pero cuando se vuelve persistente, fuerte y va acompañado de otros síntomas, es necesario acudir al médico para determinar si existe un problema subyacente más serio.

Estas son las señales de que necesitas atención de un profesional de salud por roncar mucho:

  • Apnea del sueño: si existen ronquidos y pausas en la respiración al mismo tiempo, es posible que estés ante un diagnóstico de apnea del sueño. Suele afectar de forma grave la salud, genera problemas cardiacos, aumento de la presión arterial, fatiga y otros padecimientos asociados a la salud mental.
  • Dolor de garganta o dolor de cabeza: cuando los ronquidos son muy fuertes, están acompañados de vibraciones en los tejidos de la garganta. Esto genera irritación y dolor. En casos graves, los dolores de cabeza y de garganta se vuelven crónicos.
  • Fatiga diurna: la interrupción del sueño a causa de los ronquidos impide que alcances las etapas más profundas y reparadoras del sueño. Como consecuencia, aparece el cansancio crónico que puede afectar tu vida diaria.

Cuando empiezas a experimentar estos síntomas, la mejor decisión es buscar ayuda médica.

Consecuencias en la salud de roncar mientras duermes

Desde el momento en que los ronquidos pasan de ser ocasionales a crónicos, generan consecuencias para la salud que se traducen en:

  • Dificultad para concentrarse: no tener un descanso adecuado produce somnolencia diurna que dificulta la concentración y el rendimiento en las tareas diarias. En casos graves, esto puede generar ansiedad y depresión.
  • Apnea obstructiva del sueño: un grave problema de salud son las repetidas obstrucciones del sueño y de las vías respiratorias superiores. Es un problema que debe atenderse de inmediato.
  • Enfermedades cardiovasculares: datos de la Fundación Española del Corazón señalan que la apnea del sueño aumenta el riesgo de cardiopatías como la hipertensión, la aterosclerosis y la enfermedad coronaria. Recordemos que una de las causas de la apnea del sueño es roncar mucho.
  • Enfermedades metabólicas: los ronquidos están asociados a mayor riesgo de diabetes, obesidad y síndrome metabólico.

Y ¿cómo afecta a nuestros familiares?

Los ronquidos no solo impactan en la salud de quien los padece, sino también de quienes están a su alrededor. Estos son algunos de los efectos que ocasionan en familiares y amigos:

  • Perturbaciones del sueño: los ronquidos fuertes pueden ocasionar dificultad para conciliar el sueño entre quienes comparten la habitación con la persona que ronca. Si el sonido es muy elevado, es posible que se escuche en otras partes del hogar y también afecte al resto de los familiares. Las noches de sueños fragmentados generan fatiga diurna.
  • Problemas de salud: a largo plazo, la privación del sueño por el ruido de los ronquidos puede afectar la salud de la familia. Algunas de las enfermedades más comunes son las asociadas al corazón, la obesidad y el trastorno metabólico.
  • Estrés e impacto en la calidad de vida: si toda la familia está teniendo problemas por la falta de sueño, esto afecta de forma directa la calidad de vida; impide concentrarse en las tareas diarias, aparece el estrés y el cansancio.

Ejercicios y remedios para roncar menos

Hay una serie de cosas que puedes poner en práctica para evitar roncar mucho.

Prueba realizan ejercicios para fortalecer los músculos de la garganta. Por ejemplo, repite varias veces las vocales de manera exagerada.

También puedes hacer algunos cambios en el estilo de vida, como realizar ejercicios para perder peso, evitar el consumo de alcohol y tabaco e hidratarte mejor para mantener en buen estado los tejidos de la garganta.

Otro consejo es acostarte de lado para favorecer la respiración mientras duermes.

En el mercado también existen productos para no roncar que son muy efectivos. Puedes probar mecanismos como:

  • férulas nasales;
  • protectores bucales;
  • láminas sublinguales;
  • almohadas antironquidos;
  • sprays nasales;
  • aparatos humidificadores;
  • dilatadores nasales, entre otros.

Recuerda que un médico es el profesional indicado para proceder con evaluaciones que determinarán si tus ronquidos requieren de asistencia clínica.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.



Te puede gustar