¿Cuáles son las principales diferencias entre laringitis y faringitis?

laringitis y faringitis

La faringitis puede provocar tos, la laringitis no suele presentar este síntoma.

La laringitis y la faringitis son inflamaciones de diferentes partes de la garganta

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Para cualquier mortal que no haya estudiado Medicina, es difícil diferenciar las patologías que tienen como síntoma principal el dolor de garganta. Por ello, los expertos nos sacan de dudas en este artículo y nos cuentan las características de la laringitis y de la faringitis, que aunque se parecen, tienen síntomas y tratamientos diferentes.

En este sentido, es importante seguir las recomendaciones de los médicos y, en caso de que la patología se prolongue en el tiempo, acudir a un profesional.

Síntomas de la laringitis

Desde la Sociedad de Medicina Interna (SEMI) nos dan las claves para diferenciar entre laringitis y faringitis:

  • La laringitis es "una inflamación o infección de la laringe que afecta con frecuencia las cuerdas vocales provocando ronquera o incluso que la voz desaparezca".
  • Otro de sus síntomas son la fiebre y el dolor de garganta.
  • La laringitis más común, según los expertos, es la aguda. Suele durar una semana y es nuestro propio sistema inmune el que destruye el virus causante.
  • Para curarnos antes, se recomienda: no forzar la voz, hacer gárgaras para humedecer la garganta, tomar miel y limón y evitar la exposición al humo del tabaco.
  • Otra recomendación que hacen los médicos, en caso de que duela mucho, es chupar un cubito de hielo.
  • Por otro lado, hay que evitar los medicamentos descongestionantes porque resecan la garganta.
  • Entre los factores que pueden propiciarla están los cambios bruscos de temperatura.
  • Cuando dura más de tres semanas y aparece de forma recurrente puede tratarse de laringitis crónica.

Según SEMI, si la laringitis dura más de 10 días es necesario acudir al médico para que nos explore y recete un tratamiento. Para esta patología no suele ser un antibiótico, sino un antiinflamatorio no esteroideo.

Síntomas de la faringitis

Por su parte, la faringitis tiene otras particularidades que la diferencian de la laringitis. Desde SEMI indican lo siguiente:

  • La faringitis es "un proceso inflamatorio en la parte interna o mucosas de la faringe".
  • Entre las causas de esta patología están: bacterias (estreptococo pyogenes o hemophilus influenzae) hongos, algún virus (herpes simple o de epsteinBarr) o una reacción alérgica a alimentos. "También la exposición a ciertos tóxicos inhalados, el tabaco o el humo, pueden favorecer su aparición", subrayan los especialistas.
  • Sus síntomas son dolor a la hora de tragar, voz ronca, enrojecimiento faríngeo, engrandecimiento de las amígdalas (pueden tener focos de pus), fiebre, dolor de cabeza, cansancio y tos provocada por irritantes ambientales.
  • Según SEMI, la faringitis aguda viral no responde bien a los medicamentos y se suele resolver sola.
  • No obstante, para aliviar sus síntomas los pacientes pueden: tomar analgésicos o antiinflamatorios suaves, beber mucha agua para mantenerse hidratado y aliviar la sequedad de la garganta.
  • "Los líquidos tibios, pastillas anestésicas y caramelos duros tienden a calmar el dolor de garganta también. Algunos acuden a remedios naturales tales como infusiones de salvia o malvavisco", apuntan los médicos.

Por último, si los síntomas persisten o son muy molestos, se aconseja visitar al médicos para que revise las molestias y recete un antibiótico de corta duración, si fuera necesario.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar