Dieta para la enfermedad de Crohn: ¿Qué debo comer?

dieta Crohn

El arroz blanco hervido no puede faltar en ninguna dieta Crohn.

Los expertos recomiendan hacer 6 comidas al día de poco volumen y espaciadas en el tiempo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

En el tratamiento de los trastornos intestinales seguir una dieta es fundamental para remitir los síntomas. La enfermedad de Crohn es una de las tipologías de la enfermedad inflamatoria intestinal. En este artículo, los expertos nos explican de qué se trata y cómo seguir una dieta para controlar la enfermedad de Crohn.

“La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) engloba un conjunto de trastornos caracterizados por la presencia de inflamación crónica en diferentes localizaciones del tubo digestivo, de etiología desconocida y definidos por criterios clínicos, endoscópicos y radiológicos”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

“Se trata de una enfermedad que sigue un curso intermitente, en brotes, con respuesta variable al tratamiento, elevados costes sanitarios e importantes repercusiones psicosociales en los pacientes y familiares”, añaden. En el caso de la enfermedad de Crohn, los especialistas señalan que afecta de forma segmentaria y transmural a cualquier parte del tracto digestivo.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

La EII suele tener unos síntomas similares, ya sea enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, desde el Cgcof indican los siguientes:

  • Hemorragia con pérdida de sangre (rectorragia).
  • Dolor abdominal.
  • Distensión abdominal.
  • Episodios de diarrea.
  • Sensación de querer defecar pero tener los intestinos ya vacíos (tenesmo).
  • Urgencia defecatoria.
  • Presencia de lesiones perianales.
  • Manifestaciones extraintestinales o sistémicas.

En España, la incidencia está en 3 casos por cada 100.000 habitantes, sin embargo, está aumentando y se están diagnosticando más en niños y adolescentes. Un tercio de los casos se diagnostican antes de los 20 años.

Dieta Crohn: ¿Qué alimentos comer?

A continuación, el Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona (COIB) apunta numerosos alimentos recomendados para la enfermedad de Crohn. No obstante, es recomendable valorar si nos encontramos en un brote agudo, moderado o leve de la patología.

  • Arroz blanco hervido.
  • Pan y pastas sin gluten.
  • Patata y boniato hervidos o al horno.
  • Manzana o pera cruda.
  • Leche desnatada sin lactosa.
  • Zanahoria hervida o licuada.
  • Judía verde hervida.
  • Pescados blancos: el bacalao, el rape y la merluza.
  • Carne magra: el conejo, el pollo o el pavo.
  • Cremas suaves con una base de patata y zanahoria.
  • Jamón ibérico (quitando la grasa).
  • Clara de huevo.
  • Plátano maduro.
  • Membrillo.
  • Alimentos cocinados al vapor, hervidos, en papillote, con microondas o al horno a temperatura mediana (180 ºC).
  • Berenjena a la brasa y sin semillas.
  • El surimi (palitos de cangrejo).
  • Sepia, calamar o pulpitos cocinados en la olla exprés.
  • Colas de gambas hervidas.

Estos alimentos crearán una dieta hiperproteica que aporte las calorías necesarias para reducir los síntomas que sufren estos pacientes. Por ello, se opta por alimentos que favorezcan la hidratación (la diarrea provoca una gran pérdida de agua), que sean de fácil digestión y antiinflamatorios con el objetivo de que el intestino se recupere.

Además, los especialistas señalan que se deben hacer 6 comidas al día de poco volumen y espaciadas en el tiempo. En este sentido, hay que masticar y comer poco a poco para facilitar la digestión. Por último, se recomienda descansar entre 20 y 30 minutos tras cada comida en el sofá o en la cama con la cabeza levantada.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar