El ajo y sus propiedades ¿Cómo y cuándo tomarlo?

Ajo-cómo-tomarlo-propiedades

El bulbo de ajo está compuesto por componentes azufrados, especialmente por la aliína.

El ajo previene de la aterosclerosis y está indicado para aliviar los síntomas del resfriado común

Cristina Paredes
Se lee en 3 minutos

¿Sabías que el ajo tiene su origen en el desierto siberiano de Kirghiz? El ajo o Allium Sativum, es una especia, de origen asiático, situada en las regiones de Asia central. Los pueblos nómadas y las rutas comerciales, pasaron el ajo a Arabia, Egipto, China y el Mediterráneo. En la antigüedad, los bulbos, gracias a sus propiedades, eran empleados en la medicina tradicional.

En Europa, esta especia no llegó hasta el siglo XVI por su interés como medicamento. El continente empezó a utilizar el ajo como panacea para el tratamiento de diversas afecciones de origen antimicrobiano, antiséptico, como remedio depurativo o en la prevención de afecciones cardíacas, entre otras muchas. El ajo previene de la aterosclerosis, enfermedad en la que se deposita placa dentro de las arterias, y está indicado para aliviar los síntomas del resfriado común

¿Cuándo utilizar el ajo y sus propiedades?

El bulbo de ajo está compuesto por componentes azufrados, especialmente por la aliína, además de proteínas, aminoácidos libres, derivados fenólicos, fibra, minerales como fósforo, potasio, azufre, zinc, y diversas vitaminas como A y C.

Según apunta la Agencia Europea del Medicamento (EMA en inglés), el ajo puede utilizarse como medicamento tradicional en la prevención de la aterosclerosis como tratamiento coadyuvante. También está indicado para aliviar los síntomas del resfriado común.

En las boticas y en el mercado encontramos preparados de ajo en múltiples formas que detallamos a continuación en este artículo.

¿Qué cantidad de ajo se puede consumir al día?

Existen diferentes tipos de preparados de ajo, deshidratados, pulverizados y encapsulados. “Debemos tener en cuenta las diferentes presentaciones comerciales de ajo que existen en el mercado y que, normalmente, se estandarizan según el contenido de sus compuestos azufrados, y la aliína” indica el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof). Los expertos aconsejan consumirlo, en general, de la siguiente forma:

  • Dosis recomendada para un adulto. Consumir alrededor de unos 4 gramos al día de ajo, o 300 mg de ajo pulverizado encapsulado; valorado en 1,3 por ciento de aliína o 0,6 por ciento de alicina. Repartir el consumo de ajo entre dos a tres veces al día.

En el caso de utilizarlo para hemorragias activas o ante una operación o intervención quirúrgica “se desaconseja su uso en dosis elevadas o utilizarlo con precaución” según el Cgcof. La toxicidad del ajo es muy escasa pero debido a su efecto antiagregante plaquetario no se recomienda para este tipo de casos.

¿Qué productos tienen ajo?

Existe una gran variedad de productos en farmacias y mercados que contienen las propiedades curativas del ajo.

  • Aceites de ajo. Estos productos mezclan aceite vegetal con aceite esencial de ajo. Este aceite contiene todos los principales sulfuros.
  • Ajo en polvo. Contiene alicina y aliína, aunque esta última en cantidades reducidas, ya que más de la mitad se pierde en el proceso de fabricación.
  • Macerados de ajo o cápsulas. El primer producto es una mezcla de polvo de ajo y aceite vegetal, y el segundo deja macerar el ajo crudo en los aceites vegetales. Por lo que, tiene gran parte de esencia de ajo.

Ante cualquier duda ponte en contacto con un farmacéutico o nutricionista.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar