El diafragma como anticonceptivo: ¿cómo previene el embarazo?

relaciones sexuales

El diafragma es reutilizable y apenas tiene efectos secundarios.

Puede colocarse seis horas antes de las relaciones sexuales y necesita una crema espermicida

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Existen numerosos métodos anticonceptivos para prevenir un embarazo no deseado. Dentro de aquellos considerados de barrera, se encuentra el diafragma, un capuchón flexible que se coloca en la vagina y sobre el que vamos a hablar en este artículo de Apoteka.

El diafragma es una semiesfera de látex o silicona que se introduce en el fondo vaginal, cubriendo el cuello uterino. Evita el embarazo pero no las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Según detalla la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), éste puede colocarse en el momento de mantener relaciones sexuales o hasta seis horas antes de las mismas. No obstante, subrayan que para que sea efectivo se debe utilizar siempre junto a una crema espermicida para matar los espermatozoides.

Igualmente, explican que es primordial que el diafragma continúe dentro de la vagina otras seis horas más después del coito (pero nunca más de 24 horas por riesgo de infecciones y úlceras vaginales) y, en caso de volver a mantener relaciones sexuales, impregnarlo una vez más de crema espermicida sin necesidad de extraerlo.

Si se usa correctamente, indica la Asociación Española de Pediatría (AEP), es efectivo en el 92-96 por ciento de los casos. Un porcentaje que se traduce en que solo entre cuatro y ocho mujeres de cada 100 podrían quedarse embarazadas en un año si falla este método. Por otro lado, si se cometen errores, su seguridad baja al 84 por ciento. De este modo, 16 de cada 100 mujeres podrían quedarse embarazadas en el mismo periodo de tiempo.

Ventajas de usar diafragma como anticonceptivo

Los pediatras recuerdan que el diafragma es reutilizable. No obstante, advierten de que antes de volverlo a emplear hay que comprobar que no presenta desperfecto alguno. "Es recomendable examinarlo con regularidad para identificar posibles roturas y renovarlo al menos cada año", señalan.

Para limpiarlo, los expertos dicen que se debe lavar con jabón neutro y agua, dejándolo secar al aire y, después, guardarlo en su caja. "No se deben usar desinfectantes, ni otros geles para la limpieza; tampoco se puede hervir", añaden.

Además, otras de sus ventajas son:

  • Apenas tiene efectos secundarios
  • No interrumpe el coito porque se puede introducir horas antes
  • Se puede usar durante la lactancia materna
  • Es imperceptible durante las relaciones sexuales

Según los expertos, todas las mujeres pueden usar el diafragma, excepto:

  • Si han transcurrido menos de seis semanas desde que dieran a luz
  • Tienen una infección vaginal
  • Han tenido alguna vez un síndrome de shock tóxico (infección bacteriana grave)
  • Presentan una pérdida del tono de los músculos de la vagina
  • Cuentan con un prolapso uterino que impide su colocación

Con todo, la AEP subraya que, antes de su utilización, es necesario acudir primero al ginecólogo para que éste informe a la paciente de cuál será su talla de diafragma. Si la mujer engorda o adelgaza mucho, o da a luz, también es recomendable ir al especialista para confirmar que necesita la misma medida o, en caso contrario, una distinta. Después, podrá acudir a la farmacia con la receta para que el profesional le proporcione la indicada.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar