Leche materna: técnicas para conseguir aumentar la producción

leche-materna

Los bebés de menos de un año deben tomar solamente leche materna.

La leche y sus derivados ayudan al mantenimiento y fortalecimiento de los huesos

Cristina Paredes
Se lee en 2 minutos

¿Sabías que la leche materna ayuda a los bebés a crecer sanos y fuertes? En la niñez y la adolescencia, el calcio es fundamental para que los huesos se desarrollen sanos y fuertes. La leche y sus derivados ayudan a nuestro cuerpo a conseguir el calcio suficiente para el organismo y el mantenimiento de nuestros huesos, explica el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). Constantemente el cuerpo está eliminando y reemplazando el calcio, en el caso eliminar más de la cuenta, los huesos se debilitan y corren el riesgo de romperse.

“La necesidad de calcio es más alta durante la niñez y la adolescencia porque los huesos están en fase de crecimiento y es necesario contar con calcio adicional para que los huesos se fortalezcan”, afirman desde el Cgcof. Además, “los bebés de menos de un año deben tomar solamente leche materna o fórmulas fortificadas con hierro” añaden.

¿Cómo producir más leche materna?

Muchas madres dicen tener la sensación de producir poca leche materna después de dar a luz. En la mayoría de los casos esto se debe a una mala técnica de lactancia. El déficit de la leche materna puede producirse por dos motivos, según la Asociación Española de Pediatría (AEP).

  • Falta de estimulación del pecho. Para mejorar la producción de leche materna es necesario estimular la zona cada vez que el bebé quiera alimentarse. Lo ideal es mantener una lactancia constante, dar múltiples tomas o amamantar cada pocas horas.
  • Mala técnica de lactancia. Si la técnica no es adecuada puede que el recién nacido no vacíe el pecho de la madre y en consecuencia, no se estimule correctamente. Para lograr una buena técnica se recomienda consultar a la matrona o al médico o contactar con un grupo de apoyo de lactancia materna.

Para conseguir una buena técnica de lactancia, la AEP aconseja tener una postura adecuada en la que el bebé y el niño se sientan cómodos. Además, alinear la cabeza del recién nacido con el pecho de la madre; la boca debe estar abierta, con los labios hacia fuera. Por último, el pezón debe estar cerca del labio superior del bebé.

Los signos de una mala técnica de lactancia son: mejillas hundidas, el bebé hunde las mejillas y succiona en vez de mamar, ruidos del bebé, y dolores y grietas en el pezón.

¿Qué productos aumentan la producción de leche?

Existe una gran variedad de productos en las farmacias para estimular la producción de leche materna.

  • Sacaleches para el pecho. En las farmacias podemos encontrar sacaleches manuales, inalámbricos, portátiles, dobles, eléctricos dobles, prenatales, automáticos, etc. Lo ideal para utilizar este producto es crear un clima de tranquilidad para el bebé y la madre.
  • Suplementos para incrementar la producción de leche.
  • Dieta saludable y equilibrada. Tomar alimentos ricos en cereales, granos o tubérculos; hortalizas y frutas; lácteos, carnes y huevo, y grasas y aceites vegetales. Por supuesto, debes evitar el consumo de azúcares.
  • Agua. Hidratarse es fundamental durante este periodo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar