Lentillas mensuales o diarias: ¿cuál elegir?

Lentillas diarias o mensuales

Utilizar las lentillas durante muchas horas puede provocar sequedad ocular.

Para decidir si optar por las lentillas diarias o las mensuales hay que valorar cuánto uso se les va a dar

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Son mejores las lentillas mensuales o las diarias? Lo cierto es que no hay una respuesta única y depende mucho del uso que se les dé. Es importante conocer las diferencias entre ambas lentes de contacto a la hora de elegir. En este artículo de Apoteka despejamos algunas dudas al respecto con la ayuda de los expertos.

Cada día más personas optan por prescindir de las gafas y pasarse a las lentillas. De hecho, en España hay unos 2,5 millones de usuarios (de entre 12 y 65 años) que utilizan lentillas y la media de tiempo de uso es de más de 9 horas al día.

Desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (Coocyl) se decantan por una de estas opciones en verano. En concreto, creen que es mejor escoger diarias y de hidrogel de silicona. “La mejor opción sería la lente de contacto diaria que no necesita mantenimiento y permite un mayor número de horas de uso sobre el resto de lentes de contacto”, explican.

Diferencias entre lentillas diarias y mensuales

Para decidir qué tipo de duración de lentillas necesita cada uno, lo mejor es conocer los pros y contras de cada una de ellas:

  • Lentillas diarias: tal y como su nombre indica, son de un solo uso. Hay que desecharlas cada día, lo que quiere decir que no es necesario limpiarlas. En ese sentido, son más prácticas y cómodas. Su principal ventaja es que tienen un mínimo riesgo de infectarse, ya que su exposición a las bacterias es casi nula al no tener que reutilizarlas.
  • Lentillas mensuales: en el caso de las mensuales, son más baratas ya que solo se necesitan 12 al año, pero requieren un mantenimiento específico. Deben guardarse en los líquidos de lentillas, a la venta en farmacias, y si se quiere ir un paso más allá, realizar limpiezas con pastillas enzimáticas.

A la hora de decidir qué lentes de contacto usar es conveniente valorar el tiempo de utilización. Por ejemplo, las lentillas diarias se aconsejan si se suele utilizar gafas y solo de vez en cuando lentillas. En esta misma línea, las personas que suelen tener alergias también deberían optar por las lentes de un solo uso para evitar las infecciones.

Por otro lado, las personas que las llevan puestas a menudo y apenas recurren a las gafas suelen utilizar las lentillas de uso prolongado, por la comodidad y el ahorro económico.

5 consejos para usar lentillas correctamente

No obstante, sea cual sea la duración de estas lentes de contacto, hay que seguir una serie de cuidados para mantener las lentillas en perfecto estado. Estas son las recomendaciones del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof):

  1. Según los expertos, utilizarlas muchas horas puede provocar sequedad ocular. Se deben usar entre 8 y 10 horas al día, no más tiempo.
  2. Si se produce una infección por escasa limpieza o incorrecto mantenimiento puede derivar en conjuntivitis o infecciones bacterianas que podrían ocasionar pérdida de agudeza visual.
  3. En el caso de las lentillas mensuales, si están en el frasco durante varios días hay que cambiar el líquido que las mantiene, ya que pierde sus propiedades.
  4. Hay que estar muy atentos en su colocación. Los ópticos señalan que “si se colocan de forma incorrecta, las lentes tienen forma de un plato“.
  5. Asimismo, a pesar de los materiales novedosos que existen, es mejor no dormir con ellas porque los ojos deben oxigenarse.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar