Las mejores medias de compresión para aliviar la hinchazón de las piernas

Medias de compresión

Las personas con problemas de movilidad son los que más usan las medias de compresión.

Las medias de compresión se pueden adquirir en farmacias y mejoran la circulación de la sangre

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Si ya no puedes más con la pesadez de piernas, te ayudamos a elegir las medias de compresión que te aliviarán. Es el producto más recomendado para la insuficiencia venosa y tiene numerosos beneficios en nuestro cuerpo. Concretamente, mejora la circulación y la sensación que producen las piernas cansadas. En este artículo, los farmacéuticos explican todos los detalles.

“La insuficiencia venosa ocurre cuando las válvulas del interior de las venas no funcionan adecuadamente y la sangre vuelve al corazón con dificultad, acumulándose en los miembros inferiores por acción de la gravedad”, explica María Romero Barrero, farmacéutica del Centro de Información del Medicamento del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla.

Por ello, es recomendable utilizar medias de compresión, también llamadas medias elásticas terapéuticas, que se encargan de “ejercer una presión controlada y decreciente desde el tobillo hacia la parte superior de la pierna”. La experta señala que la presión máxima se ejerce en el tobillo y va disminuyendo a la vez que la media asciende hacia el muslo. “Esto empuja la sangre hacia arriba y ayuda a prevenir el edema o hinchazón y, dentro de lo posible, la trombosis venosa”, añade.

Tipos de medias de compresión

Las medias se dividen según su compresión: ligera, normal, fuerte o muy fuerte. Los farmacéuticos aconsejan que las de compresión ligera se usen cuando hay sensación leve de pesadez o cansancio en las piernas, mientras que las otras son para patologías más graves. Se suelen colocar por la mañana, al levantarse, y quitarse por la noche.

Respecto a la altura de la media, es importante que quede por encima de la zona afectada de cada paciente. Romero Barrero señala las siguientes medidas:

  • Media corta A-D: llega hasta por debajo de la rodilla.
  • Media larga A-F: hasta la mitad del muslo.
  • Media larga A-G: hasta la raíz del muslo y se sujeta mediante una cinturilla.
  • Panty: hasta la cintura. Puede ser para una pierna o para las dos.

Además, en las farmacias se puede encontrar variedad respecto a tejidos, colores y formas. Las medias de compresión han vivido una transformación y cada vez son más estéticas y menos ortopédicas.

¿Cómo poner las medias de compresión?

Una de las desventajas de este producto es la dificultad de colocarlas, sobre todo porque quienes suelen llevarlas son personas mayores con problemas de movilidad, lo que todavía complica más este momento. Por esta razón, aquí van varios trucos que la farmacéutica ofrece para facilitar la tarea:

  1. Hay que dar la vuelta a la media, introducir poco a poco la puntera y meter los dedos del pie.
  2. La clave está en deslizar la media sobre sí misma y cubrir el pie en dirección al talón. La experta señala que es la parte más complicada.
  3. Cuando el talón ya está colocado, hay que subir la media por la pantorrilla y asegurarse de que no quedan arrugas.

“Puedes aplicar polvos de talco sobre la piel para que esté bien seca y las medias se deslicen mejor y otro truco es utilizar guantes de goma”, apunta la farmacéutica.

Por último, para que estas medias de compresión duren más tiempo, hay que lavarlas a mano con agua templada y escurrir sin retorcerlas. Los expertos indican que se deben cambiar cada 3-6 meses.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar