Mi bebé duerme boca abajo: ¿Debería preocuparme?

síndrome de muerte súbita del lactante

La mejor postura para dormir a un bebé es boca arriba.

Dormir boca abajo y un colchón poco firme aumentan el riesgo de muerte súbita

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Boca arriba, boca abajo o de lado, ¿cuál es la mejor posición para dormir a un bebé? En este artículo de Apoteka te explicamos qué puede ocurrir si tu hijo no duerme en la postura correcta y cuáles son los requisitos que hay que cumplir para que el sueño sea seguro.

Toda la comunidad pediátrica coincide en que la mejor postura para un bebé mientras duerme es boca arriba. "Dormir boca abajo duplica el riesgo de muerte súbita. La posición de lado tampoco es segura. La postura boca arriba es la ideal", afirma la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Según explica el mismo organismo, el síndrome de muerte súbita del lactante es la muerte repentina e inexplicable de un niño menor de un año mientras duerme. Además, constituye la principal causa de mortalidad en niños durante el primer año de vida en Estados Unidos y se sitúa entre las primeras en el caso de España.

Aunque se desconoce la causa exacta de este síndrome, algunos estudios sugieren que cuando el niño se acuesta sobre su estómago inhala menos oxígeno y respira más dióxido de carbono, ya que el aire expulsado se acumula en la tela de la sábana alrededor de su boca y nariz.

Por ello, la AEP recomienda colocar la cuna en la habitación de los padres, ya que es el lugar más seguro para el bebé y evitar las sábanas o los edredones sueltos, así como otros objetos que puedan provocar asfixia durante el sueño.

¿Por qué no puede dormir un bebé boca abajo?

En el último informe de Anales de la Pediatría, publicado en Elsevier, especialistas advierten de que la postura del lactante en la cuna es "el principal factor de riesgo modificable" para evitar la muerte súbita y, además, añaden otros hábitos para prevenirla:

  • Superficie de descanso firme y blanda. "Los colchones deben ser firmes y mantener su forma incluso cuando sean colocadas las sábanas, de modo que no haya espacios entre el colchón y la baranda de la cuna", detallan.
  • Evitar mantas, edredones, almohadas y otros accesorios sueltos porque aumentan el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante, "independientemente de la postura para dormir".
  • No abrigar demasiado. Se aconseja una temperatura de 20 a 22°C y evitar el exceso de ropa o capas para dar más calor, cuidando de no cubrirle la cabeza.
  • Usar el chupete mientras duerme. Se ha demostrado su eficacia frente a este peligro, pero recuerda que hay que limpiarlo y reemplazarlo con frecuencia y no sumergirlo en sustancias dulces.

Por otro lado, Sanitas también considera que es importante tener en cuenta otros aspectos como:

  • Colocar al bebé con los pies situados en la parte inferior de la cuna para evitar que quede enredado bajo las sábanas
  • No dejar que el bebé se quede dormido en brazos mientras los padres estén sentados o tumbados en un sofá o un sillón.
  • Apostar por la lactancia materna, ya que reduce las probabilidades de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante en comparación con los bebés que se alimentan de leche artificial.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar