Nuevos tratamientos para la cefalea en racimos o suicida

cefaleas en racimo

En las cefaleas en racimo el dolor de cabeza puede aparecer varias veces en un día.

Se calcula que el 20% de los afectados tienen cefaleas en racimo en su forma crónica

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Insoportable. Es el adjetivo con el que muchos pacientes que sufren cefalea en racimos describen esta patología. No obstante, gracias a los avances de la Medicina, hay tratamientos para combatir este dolor de cabeza tan intenso, que puede llegar a ser incapacitante en la vida de las personas. Los expertos nos cuentan datos importantes sobre la cefalea en racimos a continuación.

“La cefalea en racimos se diferencia de otros tipos de dolor de cabeza por las características de sus crisis. Los afectados presentan dolor de gran intensidad, de inicio rápido, unilateral y generalmente alrededor del ojo o la sien. Por otra parte, las crisis suelen acompañarse de síntomas en la región ocular, generalmente lagrimeo, caída del párpado, enrojecimiento… y/o nasal, principalmente congestión o secreción”, afirma Sonia Santos Lasaosa, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

“Otra de las características de este tipo de cefalea es que el dolor puede aparecer varias veces al día y casi siempre a la misma hora“, añade la experta.

Características de la cefalea en racimos

Asimismo, desde la SEN señalan diversas particularidades de la cefalea en racimos como estas:

  • Los pacientes con cefalea en racimos tienen temporadas sin síntomas y otras con síntomas. “Se pasa de no tener dolor de cabeza a tener episodios diarios o casi diarios durante semanas o meses”, apuntan los expertos.
  • Si los ataques de dolor de cabeza son recurrentes durante un año podría tratarse de una enfermedad crónica.
  • La SEN calcula que el 20 por ciento de los afectados tienen cefalea en racimos en su forma crónica.
  • La primera vez que aparece este dolor suele ser en la infancia, en la adolescencia o en la tercera edad. Aunque la cefalea en racimos se inicia en las personas que rondan los 30 años.
  • Es más frecuente en hombres que en mujeres. Se diagnostica cefalea en racimos a 2 o 3 hombres por cada mujer.
  • Uno de los principales escollos de esta enfermedad es su diagnóstico. Los especialistas señalan que el tiempo medio que transcurre desde el inicio de los primeros síntomas hasta el diagnóstico de cefalea en racimos es de casi 5 años.

Tratamiento de la cefalea en racimos

El tratamiento de la cefalea en racimo se retrasa con el diagnóstico tardío del que hemos estado hablando. Además, desde la SEN aportan también otros datos preocupantes como que el 50 por ciento de estos pacientes no reciben el tratamiento preventivo adecuado y que más de un 30 por ciento no tienen acceso al oxígeno como tratamiento de sus crisis.

“Es habitual que el paciente necesite más de un tratamiento para controlar los síntomas. Generalmente, además de que trate de evitar ciertos factores desencadenantes, como el alcohol o la siesta, necesitará un tratamiento sintomático – habitualmente oxígeno, dada su eficacia, bajo coste y escasos efectos adversos- y ciertos tratamientos de transición y preventivos”, apunta Santos.

La oxigenoterapia es uno de los tratamientos que más se aplican para las crisis de racimo, aunque solo en un 40 por ciento de los países europeos existe acceso al oxígeno sin restricciones. Desde la SEN apuntan que España está “a la cabeza en cuanto a facilidad de acceso y cobertura sanitaria de la oxigenoterapia domiciliaria“.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar