Vida más allá del preservativo: ¿qué otros métodos anticonceptivos hay?

Métodos anticonceptivos
El preservativo, único método que previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

El preservativo masculino y el femenino son la única forma de protección frente a embarazos no deseados

Sonia Navarro
Se lee en 2 minutos

El preservativo es uno de los métodos más utilizados para evitar embarazados no deseados. Aún así existen otras vías que, bajo prescripción médica, pueden utilizarte como métodos anticonceptivos.

En ese sentido, hay que hacer un especial hincapié en que el preservativo masculino y el femenino son la única forma de protección frente a embarazos no deseados y a enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Desde el Ministerio de Sanidad explican cuáles son estos otros para evitar la concepción y cuáles son los métodos para utilizarlos:

Métodos anticonceptivos vaginales

  • Diafragma. Es una caperuza que se coloca en el fondo de la vagina. Esta consigue cubrir completamente el cuello del útero, impidiendo el paso de espermatozoides al interior de este. Es reutilizable.
  • Capuchón cervical. Este es una versión evolucionada del diafragma. Es de un solo uso y debe usarse junto con espermicidas, como en el caso del diafragma.

Métodos anticonceptivos hormonales

  • Píldora combinada o píldora anticonceptiva. Existen distintos tipos de píldora en el mercado que varían según su dosis y su combinación de hormonas. Se tiene que tomar a la misma hora de forma diaria durante 21 días con 7 días de descanso. Impide el embarazo porque evita la ovulación natural de la mujer. Requiere un control sanitario para controlar sus posibles efectos secundarios.
  • Píldora de gestágeno. Esta píldora contiene un solo tipo de hormona. Debe tomarse todos los días a la misma hora sin hacer periodos de descanso.
  • Anillo vaginal. Es un aro que se introduce en la vagina y que libera hormonas similares a las de la píldora combinada. La mucosa vaginal es la encargada de absorber estas hormonas. Debe usarse durante tres semanas para descansar una cuarta.
  • Parche cutáneo. Es un pequeño parche que se coloca sobre la piel y libera hormonas. Se debe usar uno por semana, durante tres semanas y descansar la cuarta.  La zona elegida para aplicarlo debe ser una en la que no se apliquen cremas. Además, se prohíbe colocarlo en la zona de las mamas.

Métodos anticonceptivos con intervención sanitaria

  • Anticonceptivo hormonal inyectable. Este método consiste en una inyección por trimestre que contiene una única hormona.
  • Implante subdérmico. Este implante se coloca en la zona del antebrazo a través de una pequeña incisión. Contiene una o dos varillas que liberan una hormona. Tiene un periodo de duración de 3 o 5 años.
  • Dispositivo intrauterino (DIU). Este dispositivo con forma de T suele llevar un pequeño depósito hormonal. Su colocación debe realizarla un ginecólogo, además de requerir control sanitario. Suele tener un periodo de duración de 5 años.

Por último, desde Sanidad reiteran que todos estos métodos necesitan prescripción y revisión médica. Por lo que no pueden comprarse en la farmacia directamente, se necesita receta médica.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar