¿Puede operarse el astigmatismo? ¿Se irá sin tratamiento?

astigmatismo se puede operar

Las gafas son una solución para las personas con astigmatismo.

El astigmatismo es una patología frecuente en personas con miopía o hipermetropía

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Tienes astigmatismo y te gustaría conocer qué opciones tienes para su tratamiento? En este artículo, expertos farmacéuticos y ópticos nos comentan si el astigmatismo se puede operar o qué hacer.

Lo primero, es necesario definir de qué se trata esta patología ocular. “El astigmatismo es un defecto visual producido por una curvatura irregular o anormal de la córnea, que impide la convergencia de los rayos de luz en un solo punto”, explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM). “De esta manera veremos los objetos deformados y difuminados independientemente de la distancia de los objetos. El enfoque de la imagen tiene lugar delante o detrás de la retina”, añaden.

Síntomas y causas del astigmatismo

El origen del astigmatismo es de nacimiento y también ocurre con frecuencia junto a la miopía o hipermetropía. Asimismo, puede ser hereditario o aparecer tras una operación ocular, como la de las cataratas. Entre los síntomas más comunes del astigmatismo están:

  • Fatiga visual
  • Visión doble
  • Sensibilidad a la luz
  • Vista borrosa y dificultad para enfocar objetos
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para conducir por la noche

De hecho, hay personas que tienen astigmatismo de manera leve y no tienen apenas síntomas.

Desde el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) señalan que hay dos tipos de astigmatismo. El regular afecta a la córnea, los expertos apuntan que “su signo fundamental es su diferente orientación y cantidad en visión lejana y en visión próxima, suele ir unido a disfunciones leves de la visión binocular”. Mientras que el astigmatismo irregular está producido por alteraciones corneales y por perturbaciones del cristalino y es “más difícil de compensar”.

Los ópticos también subrayan que la distorsión visual que provoca el astigmatismo en muchas ocasiones es contrarrestada con un esfuerzo acomodativo del ojo. “Esto provoca molestias como dolores de cabeza, enrojecimiento ocular, malestar en la nuca, sensación de arenilla en los ojos, mareos, vicios posturales, problemas para el cambio de visión lejos/cerca y viceversa, picor y escozor de ojos”, apuntan.

¿Se puede operar el astigmatismo?

El astigmatismo se puede operar con cirugía refractiva con láser. Esta operación lo que hace es darle forma a la córnea y cambiar su curvatura para arreglar la graduación. Se recomienda esperar a tener 20 años para este tipo de cirugía, ya que la graduación debe ser estable y que el paciente no desarrolle más dioptrías.

Además, se puede aprovechar y operarse al mismo tiempo de miopía y astigmatismo, por ejemplo. Hay que tener presente que el astigmatismo no va a desaparecer, es una patología ocular que no es pasajera, por lo que hay que buscar remedio para ella.

Por otro lado, los ópticos-optometristas también indican otras soluciones para el astigmatismo sin entrar en quirófano:

  • Si el astigmatismo es regular: gafas o lentillas (lentes de contacto)
  • En el caso de que sea irregular y corneal es mejor el uso de gafas.
  • Mientras que si se trata de un astigmatismo de carácter acomodativo el tratamiento tiene que ir dirigido a solucionar la anomalía de visión binocular. “Para ello se utilizan técnicas y programas específicos de entrenamiento visual“, afirman desde CNOO.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar