¿Qué deberías saber sobre la alimentación alcalina?

alimentación alcalina

El brócoli forma parte de la alimentación alcalina.

La alimentación alcalina se basa en el consumo de productos ricos en potasio y bicarbonato

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

En muchos lugares se asocia la alimentación alcalina con una dieta saludable que promueve un estilo de vida sano y que puede ayudar a perder peso a quienes lo deseen. No obstante, hay cierta controversia con este modelo de alimentación, puesto que no hay evidencias científicas que confirmen sus beneficios. En este artículo, vemos en qué consiste y cuáles son los principales pilares de la alimentación alcalina.

Las dietas alcalinas son aquellas que se caracterizan por ser ricas en potasio y bicarbonato, mientras que las dietas ácidas son las ricas en sodio y cloruro. De hecho, la dieta mediterránea tradicional tiene un carácter alcalinizante, ya que es rica en frutas y verduras. Además, apuesta por la disminución de consumo de carne y el alto consumo de aceite de oliva.

Alimentos de la dieta alcalina

Entre los productos que forman parte de la alimentación alcalina, los especialistas señalan los siguientes clasificados por su proporción alcalinizante:

  • Muy alcalinizante: agua alcalina, soja, sal del Himalaya, agua de mar, pepino, espinacas, perejil, brócoli y almendras crudas.
  • Altamente alcalinizante: limón, pomelo, judías blancas, aguacate, remolacha, col, ajo, cebolla, tomate, pimiento, leche materna, lechuga, judías verdes, rúcula, berenjena y endivias.
  • Medianamente alcalinizante: alcachofas, coliflor, hinojo, puerro, patatas, guisantes, espárragos, zanahorias, calabacín, coco, quinoa, lentejas, tofu, hierbas y especias, aceite de oliva y estevia.

Por otro lado, es importante no confundir los alimentos ácidos con los que tienen un pH ácido. Por ejemplo, los tomates y las naranjas, que aunque son ácidos promueven un PH alcalino. Lo recomendable es encontrar un equilibrio que debe ser 80 por ciento alimentos alcalinos y 20 por ciento ácidos.

Aunque hay poca evidencia científica al respecto, la dieta alcalina se suele relacionar con la pérdida de peso. En este sentido, está demostrado que comer de forma equilibrada tienen beneficios.

Beneficios de la alimentación alcalina

Quienes defienden este modelo de alimentación, señalan diferentes beneficios como estos:

  • Mejora la masa muscular.
  • Fortalece la estructura ósea.
  • Favorece el funcionamiento del sistema renal.

No obstante, si queremos seguir una dieta, lo más recomendable es acudir a un experto nutricionista para que nos aconseje cuál es la mejor para nuestro caso particular.

¿Funciona la dieta alcalina?

Lo cierto es que hay cierta controversia sobre si esta dieta funciona puesto que no hay estudios que avalen su evidencia científica. Concretamente, en un informe técnico realizado por Darío López de la Agència de Salut Pública de Barcelona, en colaboración con la Universidad Pompeu Fabra de la ciudad condal, aporta las siguientes conclusiones:

"La calidad de la evidencia actual disponible para el efecto del consumo de una dieta alcalina en el riesgo de cáncer es muy baja, y la información actual disponible es escasa", afirma López tras el análisis. "En este contexto, el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer concluye que la dieta alcalina no es recomendable. La Organización Mundial de la Salud, aunque no menciona explícitamente la dieta alcalina, recomienda reducir los factores de riesgo y seguir una alimentación saludable que cuente con evidencia científica para disminuir el riesgo de cáncer", añade.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar