¿Qué relación existe entre la reflexología podal y las emociones?

reflexología podal emociones

La reflexología podal cree que puede reducir el dolor con la presión.

No hay evidencias científicas que avalen que la reflexología podal sea eficaz

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Podemos sentir emociones a través de nuestros pies? ¿Se pueden curar molestias con la manipulación de estos miembros? En este artículo, los expertos nos cuentan qué relación hay entre la reflexología podal y las emociones.

"La reflexoterapia podal (RTP) es una técnica de terapia cuya finalidad es tratar aquellos puntos dolorosos detectados previamente. Una segunda finalidad es relacionar estos puntos con una enfermedad o dolencia", afirman el médico Pablo Saz y la bioquímica María Ortiz en su artículo 'Reflexología podal'.

Tal y como cuentan estos especialistas, el médico puede hacer este masaje mientras elabora la historia clínica del paciente: "Haciendo una exploración del pie que le orientará en el diagnóstico del paciente. No se trata de dejar de lado las exploraciones habituales, sino de poder manejar otra herramienta orientadora", concretan.

Claves de la reflexología podal y las emociones

Saz y Ortiz apuntan varios puntos para entender la relación entre la reflexología podal y las emociones:

  • Apareció en China en el año 4000 a.C. Aunque el primer registro histórico es del año 2330 a.C. en Egipto.
  • Al mundo occidental llegó a principios del siglo XX de la mano de William Fitzgerald. Este doctor observó que al presionar algunas áreas de pies y manos "daba lugar a efectos anestésicos en otras áreas del cuerpo". "Propuso que existe una relación directa entre las diferentes áreas del pie y los órganos del cuerpo", detallan en su artículo los expertos.
  • Más tarde, Eunice Ingham fue un paso más allá y dibujó las zonas del pie que se corresponden a cada parte anatómica del cuerpo, según ella.
  • Saz y Ortiz explican que se considera que la aplicación de presión en distintos puntos de los pies "mejora el flujo sanguíneo y los impulsos nerviosos y conduce a una liberación de toxinas y endorfinas, lo que facilita una potenciación de la función nerviosa y crea una sensación de bienestar".

Puntos de vista de la reflexología podal

Dentro de la reflexología podal, se distinguen tres puntos de vista:

  • Físico: como comentábamos antes, se trata de desbloquear una zona y mejorar la circulación del pie.
  • Mental: el cuerpo siente un efecto terapéutico con el contacto físico.
  • Emocional: el dolor disminuye y se produce la relajación corporal.

Según la reflexología podal, las áreas sensibles y dolorosas indican un bloqueo de energía y desequilibrio que se puede eliminar con la reflexología podal. "Este proceso se ha relacionado con una desintoxicación y puede producir unos síntomas que dependen de la localización de las toxinas. Así, la liberación de toxinas en el aparato respiratorio mejora los síntomas de los enfriamientos y la gripe, mientras que si es en el aparato digestivo, reduce los síntomas de las diarreas", subrayan Saz y Ortiz.

¿Cómo se hace la reflexología podal?

En cuanto a su desarrollo, los profesionales apuntan las siguientes pautas:

  • Las sesiones se hacen entre dos o tres veces por semana en un intervalo de tiempo de 20 a 35 minutos. Tras ella, el paciente debe guardar reposo 20 minutos, como mínimo.
  • En este tratamiento también se le guía al paciente en técnicas de respiración o consejos dietéticos.
  • Antes de empezar con la terapia, hay que hacer un calentamiento de pies.

Finalmente, la principal conclusión de los investigadores es que no existen evidencias científicas suficientes que avalen el uso de la reflexología podal ni su relación con las emociones.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar