¿Quieres aprobar la Selectividad? 6 trucos para relajarte

Una joven se toca la cabeza mientras estudia
El estrés y la ansiedad son dos factores que no deben influir en el rendimiento de tu examen

La valeriana, la melisa y la pasiflora pueden ser tus grandes aliados para relajarte antes de un examen

Sonia Navarro
Se lee en 3 minutos

Junio y julio son dos meses muy importantes para los estudiantes. En esta época llegan los exámenes de Selectividad que definirán el futuro de miles de alumnos de segundo de Bachillerato de España.

Estos exámenes pueden llegar a provocar episodios de nervios y ansiedad que hagan que todo el trabajo que se ha realizado durante meses quede desaprovechado. Para que esto no suceda, lo más importante es controlar el estrés los días previos y el propio día del examen.

¿Cómo relajarse antes de un examen?

Aunque pueda parecer una tarea complicada, los nervios se pueden controlar. Estos son unos trucos muy útiles para los estudiantes que viven los días previos a los exámenes de Selectividad.

Esta serie de hábitos les ayudarán a tener sus nervios controlados y conseguir unos resultados acordes con el tiempo dedicado al estudio:

  1. No estudiar la noche de antes. Esto puede parecer una obviedad, pero es cierto que todavía muchos estudiantes se pasan la noche en vela dando los últimos repasos. Un gran error para su correcto descanso y para la memoria.
  2. No abusar de la cafeína. Del mismo modo que pasarse la noche estudiando no es nada recomendable, tampoco lo es beber varios cafés para mantenerse activo durante el examen. Esto solo puede provocar que los nervios aumenten a la hora de comenzar la prueba.
  3. Realizar ejercicios de respiración. Cuando se está nervioso la respiración suele ser acelerada e irregular, trata de controlar la respiración haciendo ejercicios de inhalación y expulsión del aire poco a poco. Puedes repetirlos todas las veces que necesites.
  4. Despejar la mente. Tan importante es estar concentrado como despejar y disipar un poco la mente sobre la temática del examen. El día de antes lee o ve alguna serie para desconectar de la realidad actual que estás viviendo.
  5. Cuidar tu alimentación. Aunque esto debe ponerse en práctica todos los días, en los momentos previos a un examen es fundamental para tener la energía necesaria que ayude a realizar con éxito la prueba.
  6. Mantener una actitud positiva. Deja a un lado los pensamientos catastrofistas, concéntrate en manejar la situación con una actitud positiva y realista.

¿Qué necesitas de la farmacia antes de un examen?

Para aquellos que necesiten una ayuda extra, en la farmacia existen distintos tipos de productos de origen natural que pueden calmar los nervios de los estudiantes y a fomentar la concentración y memoria.

En este sentido, desde la botica recuerdan la importancia de no consumir ningún tipo de fármaco que no haya sido recetado por el médico, ya que puede generar una reacción adversa contraproducente.

Para conseguir mantener la relajación existen distintos productos según lo que busquemos:

  • Para mejorar el sueño. Si te cuesta conciliar el sueño los días previos al examen puedes optar por infusiones o comprimidos con melatonina, melisa, valeriana o lavanda.
  • Para relajarse antes del examen. Si presientes que antes de comenzar el examen vas a estar temblando de los nervios, apuesta por comprimidos con valeriana, pasiflora o espino albar. En este caso, recuerda leer el prospecto para saber cuál es la dosis recomendada y el tiempo de acción del producto.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar