Recomendaciones para el acné neonatal: ¿qué debemos hacer?

piel recién nacido

El acné neonatal suele aparecer a las 2-3 semanas de vida.

Tiende a solucionarse de forma espontánea y no se relaciona con el acné en la pubertad

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

La principal diferencia entre la piel de un recién nacido y la de un adulto radica en la dermis. Debido a su fisionomía -más fina e inmadura- presenta un aspecto distinto y, en consecuencia, desarrolla otro tipo de afecciones. En este artículo, nos centramos en el acné neonatal. Una manifestación cutánea fisiológica de carácter benigno y autolimitado que, sin embargo, llama la atención por su apariencia.

La pustulosis cefálica neonata o acné neonatal es un trastorno frecuente que suele aparecer a las 2-3 semanas de vida y que no se asocia específicamente con otros problemas médicos.

Se manifiesta con pequeños granitos rojos en la cara -principalmente en mejillas, nariz y frente- y en el cuero cabelludo. Pero, a diferencia del acné vulgar, no presenta comedones ni quistes.

Su evolución es “totalmente benigna”, insiste Victoria Rodríguez de la Rúa Fernández, miembro de la Asociación Española de Pediatría (AEP), y además tiende a solucionarse de forma relativamente rápida. En concreto, según la especialista, “se resuelve espontáneamente en los primeros tres meses de vida”.

¿Por qué aparece el acné neonatal?

Todavía se desconoce por qué mecanismo aparecen estos granitos pero se postula que pueda ser por el paso de hormonas maternas que estimulan las glándulas sebáceas. La experta descarta la opción de que la historia familiar esté detrás del acné neonatal, así como que éste sea la antesala de una pubertad precoz. “No existe relación alguna entre el acné neonatal y el acné a edades posteriores”, subraya Rodríguez de la Rúa Fernández.

Por otro lado, señala que tampoco puede confundirse con el acné infantil, que es menos común, aparece más tarde y, en este caso, sí puede presentar un acné más intenso en la adolescencia.

El acné neonatal es una enfermedad que afecta hasta al 20 por ciento de los recién nacidos y, sin embargo, “no hay forma de prevenir su aparición” ni durante el embarazo ni después del nacimiento.

Para la tranquilidad de los padres subrayar que, aunque el aspecto es llamativo:

  • Los bebés son asintomáticos y no sienten picores u otras molestias
  • No presenta complicaciones
  • No deja cicatrices o marcas porque las lesiones son superficiales

¿Cómo combatir el acné neonatal?

Teniendo en cuenta que el acné neonatal es de carácter leve y, en general, acostumbra a remitir de forma espontánea en pocas semanas, no suele ser necesario ningún tratamiento. “Es suficiente con lavar la cara del bebé con agua tibia y un jabón suave“, señala la especialista, quien también reconoce que en determinados casos se puede indicar un tratamiento con una crema con corticoide suave.

Además, se aconseja también los siguientes pasos:

  • Secar la piel con toquecitos suaves después del baño
  • No apretar ni frotar la zona afectada para evitar irritaciones o infecciones
  • No utilizar lociones o aceites

El cuidado y la higiene de la piel de un recién nacido son importantes no solo desde el punto de vista estético, sino también porque su fragilidad inherente la hace más susceptible a los agentes infecciosos e irritativos. Como ya se ha comentado anteriormente, a esta edad, la piel es mucho más fina que en el adulto y, por tanto, más vulnerable.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar