Vitamina B12 para veganos y vegetarianos: cuándo y cómo tomarla

Plato con tomate, aguacate y maíz
Un médico será el que estime si necesitan suplementos de vitamina B12

Los suplementos de vitamina B12 ayudan a evitar la fatiga, el nerviosismo o la falta de vitamina D

Sonia Navarro
Se lee en 4 minutos

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, es una vitamina esencial para nuestro organismo. Dentro del cuerpo tiene diferentes funciones, entre las que destaca la de mantener el correcto funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso, así como la de participar en la maduración de los glóbulos rojos de la sangre y tomar parte en el metabolismo de las proteínas.

Por todo esto, mantener unos niveles óptimos de B12 es fundamental, algo en lo que puede ayudar a vegetarianos y veganos, los suplementos que se encuentran disponibles en farmacia.

El problema para veganos y vegetarianos reside en que la B12 se obtiene a partir de alimentos de origen animal. Aunque el cuerpo puede almacenar pequeñas cantidades de esta vitamina, estas no son suficientes para mantener el correcto funcionamiento del organismo. Las personas con dietas veganas y vegetarianas necesitarán recurrir a las diferentes opciones que se pueden encontrar en las boticas.

Tipos de suplementos de vitamina B12

La nutricionista María Sánchez Izquierdo explica los distintos tipos de suplementos que se pueden comprar:

  1. Alimentos enriquecidos con vitamina B12. Estos pueden ser cereales o bebidas vegetales que cuenten con vitamina B12 entre sus ingredientes. En estos, habrá que tener en cuenta la cantidad de vitamina que contienen, lo ideal es que sea un mínimo de 2,4 microgramos (mcg).
  2. Suplementos en formato comprimido de 25 mcg. Estos deberán tomarse una vez al día durante todos los días de la semana.
  3. Suplementos semanales. Estos suelen encontrarse también en formato comprimido, y la única diferencia es la cantidad de vitamina B12 que tienen por cada comprimido. Al tomarse con una periodicidad mayor, contienen  2.000 mcg de B12.

Escogiendo la versión que más se adapte a los gustos y necesidades de la persona, la nutricionista recuerda que no se debe comenzar ninguna suplementación sin haber acudido antes al médico.

“Siempre que se vaya a tomar cualquier tipo de suplementación debe ser bajo revisión médica”, afirma. Y es que, según detalla Sánchez Izquierdo, es necesario realizar un análisis de sangre y un estudio del tipo de dieta vegana o vegetariana que lleva la persona. Ambas pruebas son fundamentales para conocer qué cantidades de B12 necesita para mantener el correcto funcionamiento del organismo.

Diferencia entre la B12 para vegetarianos y veganos

En España el movimiento vegetariano y vegano está cada vez más arraigado en la sociedad. Concretamente  1 de cada 5 ciudadanos manifiesta que no consume carne, según la Unión Vegetariana Española. Además, esta misma organización apunta a que el 9,9 por ciento de los adultos españoles se declara veggie y el 44 por ciento de los consumidores compra productos de origen vegetariano. Por todo ello, en los últimos años el consumo de suplementos de vitamina B12 y las consultas sobre esta vitamina han aumentado exponencialmente en nuestro país.

La nutricionista María Sánchez Izquierdo recuerda que no siempre es necesaria la suplementación en vegetarianos, ya que todas sus necesidades pueden cubrirse a través de una dieta rica y variada, preparada para completar todos los nutrientes que necesita el organismo.

En este punto, la especialista en nutrición hace la distinción entre entre veganos y ovolactovegetarianos. Los primeros no consumen ningún alimento procedente de los animales y sí es necesaria la suplementación para evitar déficits nutricionales. En los ovo-lacto-vegetarianos, si estos planifican bien su alimentación no será necesaria la suplementación. Aunque “habría que estudiar cada caso concreto”, detalla.

Problemas derivados de la falta de B12

El motivo por el que la suplementación con vitamina B12 es muy importante en estos casos es porque sirve “para cubrir necesidades nutricionales”. La vitamina B12 se encuentra solo en alimentos de origen animal como pueden ser la carne, el pescado o los huevos. Por ese motivo, aquellas dietas que restringen este tipo de alimentos pueden desencadenar en un déficit de esta vitamina que puede llegar a tener, a la larga, graves consecuencias para la salud de esta persona.

La nutricionista explica que pueden producirse problemas degenerativos, circulatorios, nerviosismo y fatiga. Además, estos niveles bajos de vitamina B12 también pueden afectar colateralmente a otras vitaminas, como es el caso de la vitamina D, ya que provocaría que el organismo encontrara más difícil asimilar esta última.

Por último, recuerda que la vitamina B12 también se encuentra en alimentos de origen vegetal pero su contenido es muy bajo. Por ese motivo, las personas con dietas restrictivas de productos de origen animal deben acudir al médico para analizar si necesitan suplementar su dieta para evitar problemas serios en su organismo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar