Acné a los 40: 5 cremas para combatirlo

acne a los 40

Las cremas para tratar el acné a los 40 tienen que controlar la formación de grasa.

La prevalencia de acné en adultos es de un 12% en mujeres y de un 3% en hombres

Andrea Pérez
Se lee en 2 minutos

Asociar el acné a la adolescencia es un error, estos granos indeseables pueden aparecer también en etapas adultas. Además de las lesiones físicas que son visibles, en muchas ocasiones, las personas se avergüenzan de estas marcas, pero existen soluciones para ello. En este texto, los especialistas explican por qué aparece el acné a los 40 años y a edades más avanzadas.

“A la hora de definir el acné hay que decir que el acné vulgar o polimorfo se conforma desde el punto de vista clínico en un terreno seborreico localizado en el rostro y en la parte superior del tórax, sobre el que se distribuyen de manera aleatoria una serie de lesiones elementales –comedones, pápulas, pústulas, nódulos, quistes, máculas y cicatrices- evolutivas unas de otras, en mayor o menor número e intensidad”, afirman desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Estos profesionales señalan que según sus últimos datos, la prevalencia del acné en los adultos es de un 3 por ciento en varones y de un 12 por ciento en mujeres. No obstante, a partir de los 45 años estas cifras se reducen.

Causas del acné a los 40

Desde la AEDV indican tres causas por las que puede aparecer este acné a edades tardías:

  • Secreción sebácea: si se tiene una secreción sebácea descontrolada pueden aparecer más granos. El síndrome de los ovarios poliquísticos, el síndrome de Cushing y algunos tumores suprarrenales u ováricos. “El sistema nervioso también participa en el aumento de la producción sebácea, ya que el estrés psíquico activa la liberación de neuropéptidos que pueden mantener el acné o inhibirlo”, afirman los expertos.
  • Obstrucción del folículo pilosebáceo o comedogénesis: esta obstrucción afecta a las glándulas sebáceas y a su producción, por ello, puede desencadenar la creación del acné facial y en otras partes del cuerpo.
  • Colonización del propionibacterium acnes. Se trata de una bacteria que está en la flora residente de la superficie de la piel y que tiene actividad irritativa y proinflamatoria.

Los expertos apuntan que hay que distinguir entre dos tipos de acné en los adultos. En primer lugar, está el acné persistente que es “una continuación del acné iniciado en la adolescencia” y que sigue en la edad adulta. En segundo lugar se encuentra el acné de comienzo tardío que aparece por primera vez a partir de los 25 años en pacientes que nunca habían tenido esta patología.

Tratamiento del acné a los 40

Para combatir el acné hay diferentes productos que ayudan a ello. Estos especialistas los dividen en:

  • Antiandrógenos (grasocorrectoras): los que controlan la grasa.
  • Queratolíticos: hacen que los folículos no se obstruyan.
  • Antibióticos: se encargan de reducir la inflamación y la infección.

Además de cremas, un adulto con tendencia a piel acnéica tiene que seguir otras recomendaciones como: no tocarse los granos, ponerse fotoprotección para que el sol no haga que la cicatriz permanezca o tener una dieta rica en antioxidantes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar