Anticonceptivos inyectables: ¿Qué debes saber de ellos?

anticonceptivos inyectables

Los anticonceptivos inyectables pueden ser mensuales o trimestrales.

Los anticonceptivos inyectables previenen embarazos, pero no el contagio de ETS

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Aunque el método anticonceptivo más conocido y utilizado sea el preservativo masculino, no es el único que existe. Los anticonceptivos inyectables son elegidos cada vez por más mujeres para evitar embarazos no deseados. En este artículo, los expertos cuentan cómo funcionan estas inyecciones.

De hecho, los anticonceptivos inyectables pertenecen al grupo de métodos hormonales.

Tipos de anticonceptivos inyectables

Según especifica el Ministerio de Sanidad, los anticonceptivos inyectables se pueden dividir en dos:

  • Anticonceptivos inyectables de absorción lenta: se trata de una inyección intramuscular profunda que se debe inyecta una vez al mes. Está formado por estrógenos y progestágenos. "Actualmente su uso se centra casi exclusivamente en mujeres con enfermedades psiquiátricas o con déficit mental, que no pueden hacerse cargo correctamente de su natalidad, o en mujeres que viajan mucho y tienen grandes cambios de horarios", especifican.
  • Anticonceptivo inyectable mensual o trimestral de un progestágeno de depósito. En este caso, los especialistas explican que su eficacia es algo menor y produce más alteraciones del ciclo menstrual.

Anticonceptivo inyectable de progestágenos

El médico Frances Casey en su artículo 'Inyecciones anticonceptivas de progestágenos' señala las siguientes características del anticonceptivo inyectable:

  • Estas inyecciones tienen acetato de medroxiprogesterona de depósito y las tasas de embarazo en el primer año de uso son del 0,2 por ciento y del 6 por ciento si hay retraso entre las inyecciones.
  • Es importante que el sitio de inyección no se masajee, ya que esto incrementará la velocidad de absorción.
  • Estas hormonas desempeñan su papel como anticonceptivo tras 24 horas de la inyección y se mantienen durante al menos 14 semanas, incluso 16, pero con una eficacia más baja.
  • Casey explica que esta inyección debe colocarse dentro de los primeros días del ciclo menstrual (del quinto al séptimo día). Si se hace después, habrá que utilizar otro método complementario.
  • Asimismo, el anticonceptivo inyectable puede administrarse después de un aborto espontáneo o inducido o inmediatamente tras el parto. No importa si se está dando leche materna al bebé.
  • Cuando se interrumpen las inyecciones, se reanuda el ciclo menstrual de forma regular en unos seis meses. No obstante, la fertilidad puede no volver hasta 18 meses después de interrumpir las inyecciones.

Efectos adversos de los anticonceptivos inyectables

En cuanto a los efectos adversos, el profesional señala los siguientes:

  • Sangrado vaginal irregular o amenorrea: casi el 30 por ciento de las mujeres.
  • Sangrado irregular: otro 30 por ciento de mujeres.
  • Ovulación que se retrasa hasta 18 meses.
  • Aumento de peso en el primer año, de 1,5 a 4 kilos. En este sentido, a las mujeres se les recomienda que limiten su ingesta calórica y aumenten el gasto energético.
  • Cefaleas intensas, sobre todo en aquellas que ya tenían previamente.

No obstante, también hay que valorar los beneficios que tiene este acetato, puesto que no aumenta el riesgo de cáncer de mama, de ovario o de cáncer invasor del cuello. Además, según especifican los expertos, reduce las probabilidades de tener:

No obstante, antes de decantarse por este método anticonceptivo, es recomendable consultar con el médico si se ajusta a las condiciones particulares de cada mujer.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar