Cómo quitar una garrapata con total seguridad, paso a paso

garrapata

Para quitar una garrapata se necesitan unas pinzas con punta fina.

Como método de prevención, los farmacéuticos recomiendan utilizar repelentes para garrapatas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Si tienes un compañero perruno habrás escuchado que este año las garrapatas han inundado los parques y zonas verdes de numerosas zonas de España. Estos parásitos no sólo se adhieren a los perros, sino que también podemos encontrarlas en la piel de los humanos. De hecho, algunos médicos ya han advertido de que en sus consultas se están viendo estos casos y que a menudo se confunden con lunares, porque llevan días en la piel y son muy pequeñas. En este artículo los farmacéuticos explican cómo retirar estos pequeños animales indeseados y evitar que nos muerdan.

“Las épocas de mayor transmisión se corresponden con los periodos de alimentación de las garrapatas (principalmente en primavera y verano) pero pueden ocurrir a lo largo de todo el año, especialmente en zonas cálidas”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “Estos animales viven en zonas húmedas y sombrías, preferiblemente en zonas donde puedan alimentarse de la sangre de animales vertebrados (mamíferos, aves y reptiles)”, añaden.

En los humanos, las garrapatas podrían contagiar enfermedades como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC), la enfermedad de Lyme o el tifus.

¿Cómo extraer una garrapata?

Si tu mala suerte ha hecho que tengas una garrapata pegada a tu piel, que no cunda el pánico. Estos son los pasos que debes seguir para conseguir una extracción limpia y sencilla, los mismos que si hay que quitar la garrapata de un perro:

  1. Es importante no aplicar aceite ni ninguna otra sustancia sobre la garrapata.
  2. Para sacar el animal no hay que retorcerlo, aplastarlo ni arrancarlo de forma brusca.
  3. Con unas pinzas de punta fina se sujetará la garrapata, lo más cerca posible de la piel donde está mordiendo. No debe romperse ni quedar ninguna parte en la piel.
  4. Tras la extracción, habrá que lavarse las manos y la zona de la piel donde estaba la garrapata. Se puede usar un antiséptico para desinfectar.
  5. Por último, no hay que rascarse ni tocarse esta zona de la piel.

“La mayoría de las garrapatas no están infectadas, y aunque lo estuvieran, si se realiza una extracción pronta y adecuada de las mismas una vez se han adherido al cuerpo, es muy probable que no transmitan infección”, especifican los farmacéuticos.

Consejos para evitar las garrapatas

El lugar habitual de las garrapatas es el campo, pero ya hemos visto que este año han dado el salto también a la gran ciudad. Por ello, estas son las principales recomendaciones que indican los farmacéuticos para evitar llevarnos acompañantes a casa:

  • Elegir ropa con colores claros que cubra las extremidades. Es preferible llevar camisa de manga larga, pantalón largo y calcetines altos, con el pantalón por dentro
  • Usar calzado cerrado
  • Comprar un repelente de garrapatas en cualquier farmacia
  • Si se hace una caminata por el campo o cualquier otra actividad al aire libre, andar por el centro del camino y no por los bordes o lugares con hierba alta
  • Comprobar que los perros no llevan ninguna garrapata al volver a la vivienda
  • Revisar la ropa y la piel para asegurarnos de que no tenemos ningún parásito
  • Lavar la ropa a altas temperaturas para matar cualquier parásito

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar