Piel sana todo el año: cómo conseguirla y mantenerla

piel sana y brillante

Dependiendo del tipo de piel se adoptan cuidados necesarios para cada piel

El sol, el cloro, el sudor, las mascarillas y mala alimentación son elementos que podrían dañar tu piel

Cristina Paredes
Se lee en 2 minutos

Conseguir una piel sana en verano puede llegar a ser complicado. Las vacaciones, el sol en la playa y las grandes comilonas son pequeños placeres que podrían dañar tu piel. Además, el salitre, el cloro, el sol, el sudor y la mala alimentación, no son los mejores aliados para la salud cutánea.

A lo que hay que sumar las mascarillas y geles hidroalchólicos, que también son perjudiciales para la piel, a pesar de ser necesarios para combatir el Covid-19.

El estado de la piel es el resultado de los factores biológicos de la salud cutánea, psicológicos y sociales, independientemente de padecer de una enfermedad dermatológica. Todos estos factores son los que determinan el bienestar de la piel. A continuación, y de la mano de los farmacéuticos, explicaremos los tipos de piel y cómo mantenerla sana.

¿Cómo conseguir una piel sana?

Para conseguir una piel sana, lo primero es conocer de qué tipo y es y qué consejos y hábitos de vida saludable seguir:

  1. Tipo de piel : Seca, normal, grasa, mixta
  2. Fototipo de piel o capacidad que tiene la piel para asimilar la radiación solar: Se clasifican del 1 (pieles más claras) al 6 (pieles más oscuras)
  3. Hábitos de vida saludable para la piel sana: No someter la piel a cambios bruscos de temperatura, una buena limpieza con los productos adecuados para la piel y mantener la piel bien hidratada.
  4. Si presentas anomalías en la piel debes acudir al dermatólogo.
  5. Algunos medicamentos pueden afectar a la piel: Medicamentos fotosensibilizantes que aumentan la sensibilidad al sol (aparece en el prospecto). En el caso de exponerte al sol utiliza un fotoprotector.

Productos para una piel sana

En verano para evitar los daños en la piel, es fundamental utilizar protectores solares. También limpiarse la piel con los productos adecuados y mantenerla bien hidratada.

Además de eso, existen cremas comerciales para cada tipo de piel y medicamentos con receta médica para mejorar la salud de la piel.

Por todo ello, es vital para la salud mantener de la piel en buen estado. Dependiendo del tipo de piel se adoptan cuidados necesarios para cada piel. Ante cualquier duda, acudir a la farmacia y consultar con un farmacéutico.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar