Pastillas para protegerse del sol, la última moda

Protegerse en verano

Existen cuatro radiaciones diferentes que afectan a nuestra piel.

No reaplicarse la crema o creer que en un día nublado el sol no quema son errores típicos en verano

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Toalla, gafas para bucear, flotador, palas… ¿y protección solar? Es uno de los imprescindibles para la playa o cualquier actividad que se realice al aire libre durante el verano. Pero no hablamos solo de las cremas solares, los farmacéuticos advierten de que este tipo de protección no es suficiente y recomiendan tomar también fotoprotección oral.

La fotoprotección oral es una gran desconocida para la población. Por ello, los profesionales hablan cada vez más de ella cuando los usuarios acuden a comprar productos para protegerse del sol a las boticas. Esto es lo que debes saber sobre la fotoprotección oral:

  • Son cápsulas para ingerir y aumentar la protección frente al sol.
  • Es un complemento a la fotoprotección tópica, no un sustitutivo.
  • Se recomienda en casos de manchas, hiperpigmentaciones, sensibilidad solar y pacientes de alto riesgo al daño solar.
  • Aporta una protección homogénea y uniforme de toda la superficie corporal.
  • Está pensado para todo tipo de pieles y edades, aunque hay algunas fórmulas adaptadas.

¿Por qué las cremas no protegen lo suficiente del sol?

Los expertos recomiendan combinar las cremas solares con estas pastillas porque con los primeros artículos no es suficiente ya que:

  • No se aplica la cantidad adecuada de fotoprotector tópico
  • Se olvidan algunas zonas del cuerpo como detrás de las orejas, pies, cuero cabelludo
  • No se reaplica con la frecuencia necesaria (cada dos horas)
  • Tras el baño o el deporte no se reaplica

Tipos de radiación

El sol puede convertirse en un verdadero enemigo. Nunca hay que bajar la guardia con él. Por ello, conviene conocer las diferentes radiaciones que pueden afectar a la piel, como son:

  • Radiación ultravioleta B (UVB): el 0,1 por ciento llega a la piel. Provoca eritema y daño directo en el ADN.
  • Radiación ultravioleta A (UVA): el 4,9 por ciento llega a la piel. Provoca fotoenvejecimiento y daño directo en el ADN.
  • Luz no invisible (VIS): incluye la luz azul, el 39 por ciento llega a la piel. Provoca eritema ligero y pigmentación.
  • Radiación infrarroja (IR): el 56 por ciento llega a la piel. Provoca fotoenvejecimiento y radicales libres.

Estas radiaciones llegan a la piel aunque el día esté nublado, por ello, es importante aplicar la fotoprotección tópica a pesar de que no se vea el sol o se esté en la sombra. Asimismo, la nieve también puede ser peligrosa, porque refleja entre el 75 y 90 por ciento de la radiación solar.

Fotoprotección tópica

Los fotoprotectores tópicos son la barrera más conocida para evitar los daños de la exposición solar. Las personas deben buscar productos que protejan su piel frente a las 4 radiaciones diferentes de las que hemos hablado.

  • Hasta el 45 por ciento de la radiación solar consigue atravesar nuestra piel, incluso aplicando filtros solares. Esto genera un exceso de radicales libres que puede provocar daño en nuestras células.
  • Para neutralizar los radicales libres, dado que nuestros propios mecanismos de defensa antioxidante no son suficientes, es necesario agregar sustancias antioxidantes.

La marca de fotoprotección HELIOCARE 360º de Cantabria Labs cuenta con filtros solares, activos antioxidantes y reparadores para que las personas estén 100 por cien protegidas. En este sentido, en su campaña de verano anunciada por el tenista Rafa Nadal subrayan los tres pasos fundamentales para prevenir el daño solar: proteger y reparar la piel, combinar la fotoprotección tópica con la oral y revisar los lunares y acudir al dermatólogo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar