¿Cuándo deberíamos usar rodillera en el día a día?

cuándo usar rodillera

En deportes como el vóleibol se recomienda el uso de rodilleras.

Las rodilleras se usan para prevenir lesiones y tratar patologías, pero no hay que abusar de ellas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Las lesiones en las rodillas son muy habituales, pero no todo el mundo necesita usar rodilleras de forma diaria. En este artículo, abordamos qué dolencias se sufren en esta zona y cuándo usar la rodillera según cada caso.

Para empezar, las rodilleras son productos sanitarios que se "utilizan para la prevención, profilaxis y tratamiento de distintas enfermedades de la articulación de la rodilla", tal y como explican los autores del artículo 'Rodilleras' publicado en Servier. "En función del tipo y modelo de rodillera abarcan, en mayor o menor medida, la zona anatómica de esta articulación. De esta manera, ejercen efectos de inmovilización, estabilización o simplemente funciones propioceptivas y de mantenimiento del calor en dicha zona", añaden los expertos.

De hecho, los profesionales subrayan que son una buena alternativa para proteger de nuevas lesiones. Sin embargo, en la rehabilitación se necesita hacer ejercicios de fuerza, equilibrio, flexibilidad y movimiento. Por lo tanto, acostumbrarse a llevar una rodillera de manera continuada no es beneficioso para el paciente.

¿Por qué se produce el dolor de rodillas?

Concretamente, desde la Academia Americana de Pediatría apuntan que los jóvenes deportistas sufren dolor de rodilla porque tienen "estructuras particularmente susceptibles a las lesiones" como son las siguientes:

  • Los huesos que conforman la articulación de la rodilla (fémur, tibia y rótula).
  • El cartílago que amortigua la articulación (meniscos interno y externo).
  • Los músculos y tendones que mueven la articulación (cuádriceps, tendón rotuliano y tendones isquiotibiales).
  • Los ligamentos que estabilizan la articulación (ligamento colateral medial, ligamento colateral externo, ligamento cruzado anterior y ligamento cruzado posterior).

¿Cuándo usar rodilleras?

Fundamentalmente, el uso de estas prótesis se recomienda en casos de:

Tipos de rodilleras

Existen muchos tipos de rodilleras, dependiendo de la lesión habrá que llevarlas un tiempo u otro. Los especialistas señalan estas:

  • Rodillera de neopreno: son fundas que ofrecen calor y compresión, al mismo tiempo que sensación de soporte. Están recomendadas para reducir la hinchazón y tratar el dolor femororrotuliano. No obstante, no están recomendadas para dar estabilidad tras una lesión o intervención quirúrgica.
  • Almohadillas de rodilla: su función principal es reducir el riesgo de lesiones en deportes con golpes directos en esta zona como son el vóleibol o el patinaje. Se les puede añadir más relleno o armazones.
  • Ortesis contra deslizamiento rotuliano: se caracteriza por tener una abertura para la rótula y correas que la refuerzan. Evita la probabilidad de sufrir luxación rotuliana porque limita el movimiento de la rótula.
  • Bandas o tiras rotulianas: se utilizan para tratar el dolor de rodilla anterior, ya que aplican presión sobre el tendón rotuliano. Se aconseja su uso para aliviar el dolor relacionado con la tendinitis rotuliana y la enfermedad de Osgood-Schlatter.
  • Rodilleras con bisagras: esta clase tiene bisagras para "aumentar la estabilidad sosteniendo los ligamentos de las caras interna o externa de la rodilla". Se suelen utilizar para prevenir lesiones en los deportes de contacto. En este grupo también están las rodilleras funcionales y posoperatorias.

En las farmacias se pueden comprar alguna de ellas y pedir consejo al profesional farmacéutico.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar