Ejercicios para recuperarse de la condromalacia rotuliana

condromalacia rotuliana ejercicios

En caso de condromalacia rotuliana, hay que evitar sobrecargar la rodilla.

Estos ejercicios tienen el objetivo de potenciar la musculatura implicada en los movimientos de rodilla

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Un dolor de rodilla puede resultar incapacitante, ya que este tipo de lesiones requieren de tiempo y paciencia para curarse. En este artículo, contamos con los conocimientos de profesionales para que nos indiquen qué es la condromalacia rotuliana y qué ejercicios pueden hacerse para tratarla.

“La condromalacia rotuliana es un proceso anatomopatológico que describe cambios del cartílago articular, que se encuentra revistiendo la rótula por su parte posterior”, explican desde la Vocalía Nacional de Ortopedia del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Estos expertos apuntan que hay cuatro tipos de lesión, según su gravedad: grado I (hay un reblandecimiento del cartílago), grado II (existen fisuras de grosor parcial), grado III (existen fisuras de grosor completo) y grado IV (el hueso subcondral se encuentra expuesto).

Causas y síntomas de la condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana puede tener su origen en diversos acontecimientos. Desde el Cgcof mencionan los siguientes:

  • Traumatismo directo, es decir, un golpe.
  • Traumatismo indirecto, cuando la rótula se desplaza (subluxación rotuliana).
  • Exceso de microtraumatismos repetidos (por ejemplo, al correr).
  • Alteraciones biomecánicas (rótula alta, desequilibrios musculares).
  • Otras causas: artritis reumatoide, infecciones locales, artritis, artrosis, etc.

¿Cómo se manifiesta la condromalacia rotuliana? Sus síntomas principales son: dolor inespecífico en la cara anterior de la rodilla, dolor al extender la rodilla después de estar un tiempo flexionada, crujidos y chasquidos al tacto o al realizar flexoextension de rodilla; y por último, sensación de inestabilidad, la rodilla “falla”.

Es necesario acudir a un especialista si los síntomas persisten durante una semana, si existe derrame articular, si no se puede andar o si se sospecha que puede haber otra patología (infecciosa, tumoral…).

Consejos para tratar la condromalacia rotuliana

El Cgcof y el Colegio de Fisioterapeutas de Navarra (COFN) aportan varias recomendaciones para mejorar esta patología y favorecer una rápida recuperación.

  • Evitar estar con la rodilla flexionada durante mucho tiempo de manera continuada.
  • Doblar y estirar las rodillas con frecuencia.
  • No ponerse de rodillas o en cuclillas, tampoco es aconsejable subir y bajar escaleras.
  • Potenciar la musculatura implicada en los movimientos de rodilla (cuádriceps, isquiotibiales).
  • No usar tacones.
  • Los ejercicios de sobrecarga de la rodilla no ayudan a su curación.

El tratamiento ortoprotésico consiste en el uso de una rodillera fenestrada (abierta) ligamental con rodetes de silicona. Además, si al paciente le cuesta andar, puede utilizar un bastón o muleta como apoyo. Por último, se puede tener vendaje funcional prescrito y colocado por el especialista.

7 ejercicios para la condromalacia rotuliana

Desde la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) indican siete ejercicios de rodilla para fortalecer esta parte del cuerpo:

  • Elevación de pierna en extensión: de manera tumbada, hay que elevar la pierna extendida un total de 5 veces.
  • Extensión rodilla últimos 30º tumbado: se trata de hacer 10 repeticiones en las que se estire la rodilla y se mantenga en un ángulo de 30º respecto al suelo.
  • Extensión de rodilla con pelota: el paciente tiene que estar tumbado y con la pierna extendida, apoyado con una pelota en la pared. Tiene que subir y bajar por ella 10 veces.
  • Sentadilla con apoyo posterior: agarrada a una barra que se encuentra a su espalda, la persona tiene que hacer sentadillas en el sitio. Se aconseja hacer 3 series de 10 sentadillas.
  • Escalón lateral: subir y bajar del escalón lateral 10 veces con la pierna que necesita ser trabajada.
  • Extensión de rodilla de pie con banda elástica: colocar una banda rodeando la rodilla y estirar y doblar hasta en 10 ocasiones.
  • Estiramiento cuádriceps del pie: estirar 5 veces el cuádriceps durante unos segundos, cogiendo el pie y llevándolo hacia atrás.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar