Artritis: síntomas, factores de riesgo y consejos para combatirla

Artritis, síntomas y consejos

La artritis afecta a manos, pies, muñecas, hombros, codos, caderas o rodillas

Los farmacéuticos recomiendan dieta sana y evitar esfuerzos físicos para abordar la artritis reumatoide

Cristina Alcalá
Se lee en 3 minutos

¿Dolor al mover las articulaciones, los hombros o las caderas? Es posible que si tienes una dolencia continuada padezcas artritis reumatoide, una enfermedad que afecta a 300.000 personas en España. Desde la Farmacia ayudan a detectar sus síntomas, los factores de riesgo que la provocan y dan consejos sobre cómo tratarla.

La artritis reumatoide es una patología inflamatoria y autoinmune que daña la membrana sinovial por razones desconocidas. Además, origina inflamación, derrame articular, infiltración de células inmunitarias, formación de nuevos vasos sanguíneos e hipertrofia local.

Síntomas de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide afecta al 0,82 por ciento de la población mayor de 20 años y es más frecuente en mujeres que en hombres. Esta patología tiene dos picos de aparición: en personas jóvenes menores de 40 años y en personas mayores de 60-65.

Por ello, desde la Farmacia identifican hasta siete síntomas vinculados a la artritis reumatoide:

  • El dolor articular: como en manos, pies, muñecas, hombros, codos, caderas o rodillas
  • Hinchazón en la zona de la articulación
  • Rigidez: por la mañana o después de periodos de reposo prolongado
  • Fiebre
  • Astenia
  • Pérdida de peso y de apetito
  • Síntomas sistémicos: se produce en algunos pacientes. Como la neumonitis, pleuritis con derrame, pericarditis, escleritis, vasculitis, anemia, etc.

Factores de riesgo de la artritis reumatoide

Desde la Farmacia identifican hasta cinco factores de riesgo asociados a la artritis reumatoide:

  1. La genética: tiene mayor incidencia en familiares de primer grado o asociada a los genes HLA DR4, DR14 y DR1.
  2. Sexo: afecta más a las mujeres, ya que los estrógenos pueden tener un efecto estimulador sobre el sistema inmunológico.
  3. Tabaco: fumar provoca un daño directo sobre las células del epitelio respiratorio, desencadenando una respuesta inmunológica.
  4. Obesidad: el exceso de tejido adiposo provoca una respuesta inflamatoria que podría favorecer o agravar la artritis reumatoide o reducir la respuesta al tratamiento.
  5. Otros factores de riesgo: las infecciones de repetición o la exposición a ciertas sustancias (como el sílice, el amianto, el polvo a la madera, etc.).

¿Cómo detectar la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide puede tener una fase previa (preartritis), donde el paciente solo tiene periodos cortos y transitorios de dolor e inflamación articular.

Los farmacéuticos avisan de que también puede desarrollarse de forma brusca y rápida, con inflamación poliarticular, rigidez intensa por las mañanas, mal reposo nocturno y escasa respuesta a analgésicos y antiinflamatorios.

Por ello, desde la Farmacia dan una serie de ‘tips’ para detectar la artritis reumatoide:

  • Dolor articular
  • Dificultad para cerrar completamente las manos o agarrar objetos
  • Hinchazón en las articulaciones
  • Empezar a cojear o tenga dificultad para plantar bien los pies y realizar el movimiento completo de cadera-rodilla-tobillo

Consejos para combatir la artritis reumatoide

Aunque esta enfermedad requiere un tratamiento farmacológico, los farmacéuticos dan una serie de consejos tanto en fases leves e iniciales, como en avanzadas:

  • Dieta sana, evitando el exceso de proteínas
  • No fumar
  • Dormir un mínimo de 8 horas diarias
  • Hacer ejercicio físico moderado (30 minutos al día, tres veces por semana)
  • Consumo moderado de alcohol
  • Evitar esfuerzos físicos intensos
  • Evitar sobrecarga articular
  • Realizar ejercicios específicos para evitar la rigidez, la artrofia muscular y la anquilosis articular
  • Acudir a fisioterapia
  • Usar férulas si es necesario

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar