Cuero cabelludo graso: consejos y productos para combatirlo

Consejos y productos para combatir el cuero cabelludo graso

Evita aquellos cosméticos que engrasen o estimulen la producción de sebo

El exceso de grasa provoca que nuestro cabello se vea lacio, grasiento, sucio, sin brillo ni movimiento

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

El cuero cabelludo graso es un problema frecuente que repercute en el aspecto del cabello, ya que el sebo tiende a acumularse en el pelo, especialmente en la raíz, propiciando una apariencia grasosa, descuidada y apagada. En este artículo, te contamos cómo cuidar tu cabello y qué productos son los más indicados si tienes un pelo graso.

Causas del cuero cabelludo graso

El cabello graso se produce cuando las glándulas del cuero cabelludo están produciendo una cantidad excesiva de sebo. Una hiperproducción que, según la farmacéutica Maria Paz Arnau Ferragut, puede deberse a alguna de estas causas:

  • Factores genéticos.
  • Factores hormonales.
  • Lavado erróneo del cabello y/o uso de cosméticos inapropiados.
  • Otras patologías como el estrés, la mala alimentación o el consumo de hormonas androgénicas o píldoras anticonceptivas.

En muchos casos, dependerá simplemente del tipo de pelo que tenemos. Por ejemplo, las melenas lacias y muy finas son las más propensas a este problema.

¿Cómo lavar el cuero cabelludo graso?

Si lavas y cuidas correctamente tu cabello, podrás regular el exceso de sebo. Para ello, sigue estos pasos:

  • Lávate el pelo siempre que sea necesario, pero no más de una vez al día.
  • Durante el enjabonado, procura no masajear en exceso el cuero cabelludo y usa movimientos suaves.
  • Aclárate con agua tibia o fría. El agua caliente ayuda a mantener los poros abiertos, aumentando la producción de sebo.
  • No apliques el acondicionador ni la mascarilla en las raíces, solo de medios a puntas.
  • Sécate el cabello sin frotar con una toalla.
  • Cuando utilices el secador, hazlo siempre a la distancia adecuada y con aire frío.
  • Limita el uso de la plancha porque también puede acelerar la producción de aceites sebáceos.
  • Intenta no tocarte el pelo con las manos para evitar que se ensucie antes.
  • Cuida la alimentación: consume frutas y verduras, bebe agua e intenta evitar las comidas grasas y los fritos.

Además, Arnau Ferragut  aconseja lavar el cabello al levantarnos y no por la noche “porque a la mañana siguiente ya puede tener un aspecto sucio si la seborrea es severa”.

Productos para el cuero cabelludo graso

Para conseguir un cabello sano y bonito, lo más importante es evitar artículos que engrasen o estimulen la producción de sebo. Por ello, la farmacéutica recomienda utilizar “productos de calidad y bien formulados que no sean excesivamente detergentes”.

Productos capilares específicos para el cuero cabelludo graso:

  • Champús con activos naturales como el jengibre, el romero, la caléndula, el tomillo o el té verde. Fortalecen la raíz y mejoran la salud del cabello.
  • Champús con aceites esenciales como el limón, el aceite de árbol de té o la menta. Son calmantes e idóneos para los cueros cabelludos más sensibles.
  • Champús con extracto de cebolla: regulan el exceso de producción de sebo y aportan más volumen, suavidad y brillo al cabello. No te preocupes por su aroma, ¡no huelen como piensas!
  • Champús de arcilla: equilibran la producción de seborrea al eliminar la caspa y mejorar el aspecto del cabello, aportando brillo y suavidad.
  • Exfoliantes: sirven para eliminar las impurezas y las células muertas de la raíz y, de este modo, ayudar al buen funcionamiento de las glándulas sebáceas.

Arnau Ferragut aconseja que se usen de forma habitual y “no sean demasiado astringentes, porque no solucionarán el problema a largo plazo y, además de llegar a resecar, podrían complicar los síntomas”.

Por otro lado, advierte de que si ya estamos utilizando algún tratamiento prescrito por el dermatólogo, no debemos abandonarlo de golpe. “Es preferible ir disminuyendo la frecuencia de uso, hasta finalizarlo por completo”, señala. Así, detalla que es conveniente alternar los lavados con un champú suave de uso frecuente y con el pH adecuado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar