Dolor de pecho por ansiedad: ¿cómo tratarlo?

dolor-de-pecho-ansiedad

Uno de cada tres adultos ha experimentado ansiedad desde que empezó la pandemia.

Hacer ejercicio físico y tomar plantas medicinales pueden aliviar el dolor del pecho por ansiedad

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La situación que hemos vivido en este último año con la pandemia del Covid-19 ha hecho aumentar los casos de ansiedad y estrés. Es importante distinguir los síntomas de estos trastornos mentales porque es habitual somatizarlos y sentir dolores físicos en nuestro cuerpo que pueden asustarnos. Por lo tanto, lo primero que habrá que hacer es descartar cualquier otra enfermedad y abordar la ansiedad desde el punto de vista psicológico y farmacológico. En las boticas podemos encontrar muchos productos para reducir los síntomas asociados a la ansiedad.

“Todos experimentamos ansiedad de forma normal en algún momento de la vida cotidiana ante situaciones de incertidumbre. El problema surge cuando esa ansiedad aparece ante un peligro que no es real, o bien, cuando su intensidad y duración son muy superiores en relación a la causa que la originó”, explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Almería.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada tres adultos tiene niveles de angustia elevados y todavía es peor el dato concreto de los jóvenes (de 18 a 34 años), ya que 1 de cada 2 sufre ansiedad.

Tratamientos para el dolor de pecho por ansiedad

En muchas ocasiones, las personas que sufren síntomas físicos derivados de la ansiedad precisan que éstos desaparezcan, porque les resultan molestos e incapacitantes. Para calmar el dolor en el pecho y relajar el sistema nervioso hay numerosas opciones. Estas soluciones se pueden encontrar en farmacia y no resultan adictivas ni tienen contraindicaciones:

  • Complementos alimenticios
  • Jarabes de plantas medicinales
  • Relajantes musculares
  • Chicles
  • Sprays
  • Gotas

En este sentido, existen muchas plantas medicinales que ayudan a la relajación como son la malva, la melisa, la pasiflora, la tila, etc. Si se necesita ir un paso más allá, se pueden tomar medicamentos prescritos por el médico.

“El abordaje múltiple es beneficioso, ya que cada paciente puede llegar a un estado de relajación más o menos intenso de acuerdo a la situación que le provoca ansiedad”, indican desde Cof Almería. “Tanto el tratamiento que sigue el paciente, como las técnicas y terapias deben ser expuestas a los distintos profesionales que lo atienden, para evitar efectos no deseados y poder beneficiarse de terapias que no se hayan empleado con anterioridad”, añaden.

¿Es dolor de pecho por ansiedad u otra cosa?

Los farmacéuticos subrayan que el dolor de pecho puede acompañarse de síntomas que pueden servir de orientación a la hora de determinar la causa, aunque su presencia o ausencia no es lo que define su clasificación, ya que:

  • En el dolor de origen cardíaco, los síntomas acompañantes más frecuentes son la sudoración, las náuseas y vómitos, las palpitaciones y la disnea. Algunos de estos síntomas pueden encontrarse también cuando el dolor es de origen psicógeno, en el que los pacientes también pueden presentar sensación de hormigueo, hiperventilación y sensación de ahogo y muerte inminente.
  • En el dolor pleurítico (el que se puede localizar a punta de dedo y que se modifica con los movimientos respiratorios), podemos encontrar como síntomas asociados fiebre, tos y expectoración y taquicardia.
  • El dolor digestivo puede acompañarse de regurgitación de alimentos, vómitos, tos de predominio nocturno y dificultad para tragar.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar