Enuresis: cómo controlar las pérdidas de orina de los niños

Enuresis nocturna

El 20 por ciento de los niños de 5 años tienen enuresis nocturna.

Los expertos recomiendan restringir los líquidos antes de dormir para evitar la enuresis nocturna de los niños

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

“Mamá, papá, se me ha escapado el pipí“. Es una frase que todos los padres escucharán en algún momento. Es habitual que los pequeños de la casa sueñen que van al baño y se meen en la cama, sin embargo, si esto no desaparece con el tiempo, podría significar algo más. La incontinencia urinaria en niños mayores de 5 años recibe el nombre de enuresis nocturna y el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) explica qué es en este artículo.

“La enuresis frecuentemente se debe simplemente a un retraso en la maduración de la parte del sistema nervioso que controla la función vesical”, afirman desde el Cgcof. “Aunque algunas veces, también puede ser ocasionada por problemas psicológicos, por infección o anomalías del tracto urinario o por diabetes, entre otros”, añade.

Según apuntan los expertos, es habitual que uno de los padres o pariente de primer grado del niño también tuviera incontinencia urinaria. Por lo tanto, se podría considerar como una patología hereditaria. Se calcula que cerca del 20 por ciento de los niños que sufre enuresis nocturna tiene 5 años. Mientras que a los 10 años solo se registra el 5 por ciento de la población y a los 15 años, el 2 por ciento. “Sólo 1 de cada 100 niños continúa presentando este problema durante la edad adulta”, especifican los farmacéuticos.

Consejos para controlar la micción involuntaria

Los especialistas apuntan varias recomendaciones para evitar la enuresis. No obstante, aseguran que el problema no desaparece por completo llevando a cabo estas medidas. En concreto, aconsejan:

  • Restringir los líquidos a la hora de acostarse, ya que así se disminuye el volumen de orina en la vejiga del niño.
  • Evitar las bebidas que contienen cafeína porque hace que los más pequeños se orinen más.
  • Hablar con el niño para valorar si tiene problemas de estrés. Puesto que algunos expertos creen que los factores psicológicos están relacionados con esta micción involuntaria.

En este sentido, desde el Cgcof subrayan la necesidad de acudir al médico si la micción involuntaria es repetitiva después de los 6 años o si el niño presenta molestias al orinar.

En las farmacias se pueden encontrar algunos productos como complementos alimenticios naturales que se pueden adquirir sin receta médica y que ayudan a controlar el sistema nervioso. De hecho, están indicados para periodos de nerviosismo e insomnio, ansiolítico y enuresis nocturna.

Además, los profesionales apelan a la tranquilidad y la paciencia de los padres. “La enuresis no debe ser motivo de preocupación en niños menores de 6 años, a menos que éstos volviesen a orinarse en la cama tras haber sido educados para no hacerlo. No se debe castigar a los niños que sufren de micción involuntaria, ya que esta condición no es ocasionada por la pereza ni por la desobediencia”, explican. Para que los pequeños no se sientan avergonzados y su autoestima no se dañe, se recomienda dejar que tomen parte en el proceso de limpieza. Por ejemplo, quitando las sábanas y llevándolas a la lavadora al día siguiente.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar