¿Están todas las infusiones prohibidas durante el embarazo?

infusiones prohibidas en el embarazo

Algunas infusiones están prohibidas en el embarazo porque afectan al desarrollo del bebé.

El ginseng y la passiflora son dos de las infusiones prohibidas durante el embarazo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Durante el embarazo hay que tener precaución con lo que comemos y bebemos, ya que puede afectar de forma negativa al bebé. En este artículo, los expertos nos indican cuáles son las infusiones prohibidas en el embarazo.

"Aunque las plantas medicinales son naturales, no todas las hierbas son seguras para tomar durante el embarazo. La Agencia Americana de Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) insta a las mujeres embarazadas a no tomar ningún producto herbario sin consultar a su médico primero", explican desde la Asociación Americana del Embarazo. "Algunos productos a base de hierbas pueden contener agentes que están contraindicados en el embarazo", añaden.

Entre los efectos que pueden ocasionar están: aborto espontáneo, parto prematuro, lesiones al feto o contracciones uterinas.

Infusiones prohibidas en el embarazo

Según la asociación, este es el listado de plantas medicinales que no son recomendables tomar mientras se está embarazada:

  • La cúrcuma canadiense o sello de oro, ya que puede perjudicar a la placenta.
  • La efedra.
  • El ginseng hembra o angelica china: no es bueno porque tiene efectos estimulantes para el utero.
  • El yohimbe.
  • El cohosh negro y el cohosh azul: pueden inducir al parto.
  • La passiflora.
  • El palmito enano por su actividad hormonal.
  • La manzanilla romana.
  • El poleo de monte.

En este mismo sentido, señalan que son inseguras el aloe, el aceite de onagra y la senna. Bajo ninguna circunstancia deben ser tomadas por embarazadas.

"La clasificación de seguridad depende del tipo de uso de la planta. Por ejemplo, el romero se considera seguro cuando se usa por vía oral en cantidades que se encuentran normalmente en los alimentos, pero no si se toma en infusión", aseguran los expertos.

Infusiones aptas durante el embarazo

Sin embargo, hay otras infusiones que no están prohibidas durante el embarazo. Las plantas medicinales recomendadas, tal y como indican desde la Asociación Americana del Embarazo son:

  • Frambuesas rojas: las infusiones de esta fruta son ricas en hierro y ayudan a "tonificar el útero, aumenta la producción de leche, a disminuir las náuseas y aliviar los dolores de parto". No obstante, algunos fabricantes recomiendan tomarlos a partir del segundo trimestre.
  • Menta: esta infusión reduce las náuseas y las flatulencias ocasionadas por el embarazo.
  • Jengibre: también se utiliza para aliviar las náuseas y el vómito en las embarazadas.
  • Avena: es rica en calcio y magnesio. Además, sirve para calmar la ansiedad, la inquietud y la piel irritada.
  • Olmo rojo: su principal función es reducir el ardor de estómago y las irritaciones vaginales.

En las farmacias disponen de todas estas infusiones, sin necesidad de receta médica. No obstante, lo más conveniente es solicitar ayuda profesional, por ejemplo del farmacéutico, para tomarlas de forma adecuada.

¿Cómo tomar las infusiones durante el embarazo?

Generalmente, los fabricantes apuntan cuál es la dosis recomendada y en qué circunstancias tomar cada infusión.

  • Se aconseja hervir agua, añadirla en una taza con la infusión y dejarlo reposar entre 5 y 7 minutos.
  • No es necesario tomarlas en ayunas.
  • A no ser que lo concrete un médico, se pueden tomar más de una infusión al día.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar