Los juguetes que un bebé de 4 meses debería tener

juegos bebés

Los juguetes estimulan las capacidades cognitivas y la interacción con los demás.

A partir de los cuatro meses les llama la atención los colores vivos y coger objetos con las manos

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Los más pequeños necesitan estímulos para su correcto desarrollo y una buena forma de contribuir a ello es con juegos y actividades indicadas para su edad. En este artículo de Apoteka, te contamos qué juguetes no deben faltarle a un bebé de 4 meses para asegurarte de que crece sano y con todas sus habilidades cognitivas fortalecidas.

"Los niños que cuentan con suficientes momentos para jugar libremente crecen más saludables y desarrollan más sus capacidades", indica la Asociación Española de Pediatría (AEP). "El juego es muy importante desde que es un bebé, durante los primeros años y a lo largo de toda la infancia", añade. En este sentido, recuerda la relevancia de los juguetes porque estimulan:

  • Las capacidades cognitivas
  • El desarrollo del lenguaje y la interacción con los demás
  • El juego simbólico y la imitación de acciones y roles
  • La actividad física

Según apuntan desde Sanitas, a partir del tercer mes los bebés son capaces de sostener  la cabeza por sí mismos mientras están sentados. Comienzan a explorar su propio cuerpo, así como todo lo que tienen a su alrededor. De hecho, afirman que lo que más les llama la atención son los colores vivos. Además, ya responden a estímulos como las carantoñas, las muecas y las risas y tratan de imitar los gestos de quienes juegan con ellos.

En este sentido, los especialistas señalan que siguen con la mirada los movimientos de objetos y personas y sonríen cuando se les habla, incluso son capaces de balbucear "alegremente" cuando están solos o de responder del mismo modo cuando interactúas con ellos.

"El bebé ha descubierto que puede usar su mano para agarrar y lo que más le gusta es coger cualquier objeto", explican. "El mejor estímulo es ponerle bajo un gimnasio infantil, hacerle cosquillas o cantarle", argumentan.

Juguetes para bebés de 4 meses

Para mejorar sus respuestas y contribuir al desarrollo de su cuerpo y su inteligencia. La AEP insiste en que el juego ayuda a los niños a:

  • Relajarse y controlar sus impulsos agresivos
  • Expresar lo que piensan, sienten y desean
  • Desarrollar sentimientos positivos hacia los demás
  • Ponerse en su punto de vista y así compartir y conocer el mundo que les rodea

Por esta razón, los pediatras recomiendan para los más pequeños juegos de manipulación, como puzles sencillos, juegos con cubiletes y bloques para apilar. Además de juguetes para golpear (tambores, xilófonos) y juegos de cubo y pala en el parque.

Igualmente, recuerdan que estos artículos deben cumplir con ciertas características para que sean seguros y no lamentar lesión alguna. Entre ellas:

  • Atender la advertencia de que un juguete no es adecuado para menores de 36 meses es importante, puesto que el juguete puede contener piezas pequeñas con las que un niño pequeño podría ahogarse
  • Mantener las piezas pequeñas y los objetos lisos redondos como canicas, imanes y monedas fuera del suelo y lejos del alcance de los niños con menos de 3 años
  • Guardar los juguetes de los menores de 3 años en lugares diferentes de los juguetes de niños mayores
  • Tirar los embalajes, especialmente los plásticos, ya que los más pequeños podrían asfixiarse
  • Si el juguete contiene piezas que se mueven, asegurarse de que el niño no se pilla los dedos con el mecanismo
  • Cuando el juguete tiene correas o cuerdas, comprobar que no son lo suficientemente largas como para enrollarse alrededor del cuello del pequeño
  • Vigilar los juegos con globos para que no se quede ningún trozo del mismo a la vista con el que tu hijo se pueda atragantar

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar