Otitis en verano: ¿cómo evitarla y tratarla?

Algunos síntomas de la otitis son picor y supuración.

Utilizar tapones de farmacia evitará que el agua de la piscina entre en los oídos y se produzca la otitis

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El verano es una de las mejores épocas para los niños. No hay colegio ni deberes que hacer y pueden pasarse el día chapoteando en la piscina o en la playa. Sin embargo, lo que puede comenzar como una jornada de diversión puede terminar con dolor si se produce una infección de oído.

Desarrollar otitis en la época estival es muy común entre los más pequeños, pero su tratamiento es sencillo y se puede prevenir con unas simples pautas, tal y como indicaremos a continuación.

“La otitis es una afección del oído. Se trata de la inflamación de alguno de los tejidos del oído; dependiendo de la parte del oído que esté afectada existen dos tipos de otitis: externa y media, ésta última puede ser aguda o crónica”, explican desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). “Su causa es infecciosa, a veces por gérmenes procedentes de otros lugares, como meningitis o encefalitis”, añaden.

¿Cómo se produce la otitis?

Generalmente, su origen se encuentra en el agua. “Se suele desarrollar en niños cuyos oídos están expuestos a la humedad excesiva y continua, sobre todo, cuando bucean o nadan con la cabeza bajo el agua. La humedad facilita la colonización bacteriana. Se da muy frecuentemente en los meses de verano y también es común en adultos jóvenes”, indica la farmacéutica Micaela Pérez Alcázar, en su artículo ‘Otitis. Tratamiento de la infección’.

En esta misma línea, la especialista afirma que nadar en un lago o río contaminado puede causar otitis, pero también hacerlo en agua clorada y limpia porque “el agua clorada reseca la piel del canal auditivo, lo que facilita la infección por bacterias y hongos”.

Síntomas de la otitis

El Consejo General de Farmacéuticos señala que los principales síntomas de la otitis (aunque depende de su gravedad) suelen ser:

  • Fiebre
  • Picor
  • Escozor
  • Zumbidos
  • Vértigos
  • Supuración
  • Sensación de oído tapado
  • Malestar general

Cómo prevenir y tratar la otitis desde la farmacia

El primer paso será la prevención. Como uno de los principales lugares de riesgo son las piscinas, en las boticas cuentan con un gran stock de tapones adaptados a las necesidades de cada paciente, lo mejor es conocer los diferentes tapones y sus usos.

En este sentido, también existen complementos alimenticios, aspiradores nasales o sprays limpiadores que ayudan a controlar el manejo de la otitis recurrente.

Una vez que ya se ha desarrollado la otitis, los expertos indican que para curar esta infección se recomienda usar:

  • Gotas en el oído para reducir la hinchazón del canal auditivo
  • Sprays para aliviar el dolor

Puede que sea necesario que se prescriba un tratamiento específico. Los especialistas médicos subrayan que de no identificarse a tiempo y tratarse, podrían ocurrir daños irreparables en los sistemas auditivos del niño. “La mala evolución de una otitis media puede producir progresión de la infección hacia otros cuadros clínicos severos: laberintitis, mastoiditis, parálisis facial, abscesos cerebrales y hasta puede desencadenar enfermedades más letales como la meningitis”, especifican desde SEMI.

10 consejos para evitar la otitis

Desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl-CCC) detallan varios consejos para evitar otitis este verano:

  1. Secar la parte externa del oído y la entrada del conducto al salir del agua
  2. Usar tapones o gorros de baño
  3. Reducir el tiempo de inmersión, sobre todo en niños
  4. Si fuera necesario, utilizar un secador de pelo a una distancia prudencial, a fin de no quemarse, para secar el oído.
  5. Evitar los baños en aguas potencialmente contaminadas
  6. En caso de que el agua quede retenida en el conducto auditivo se pueden aplicar unas gotas de alcohol boricado a saturación preparado en farmacias.
  7. No usar bastoncillos u otros objetos como horquillas, palillos u otros para limpiar o rascar el oído.
  8. No aplicar sprays que pueden cambiar el PH de la piel del conducto y reducir sus mecanismos de defensa.
  9. Antes de las vacaciones, someterse a una limpieza por parte de un profesional sanitario en caso de predisposición a formar tapones de cera o queratina.
  10. Acudir a la consulta del otorrinolaringólogo en caso de sufrir molestias y síntomas

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar