Por qué se produce la rosácea y su tratamiento

rosácea

La rosácea suele ser más común en mujeres de más de 30 años con pieles claras.

El estrés, la exposición solar o el alcohol pueden provocar brotes de rosácea

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Dicen que la cara es el espejo del alma, pero se olvidan de añadir que la piel tiene un papel importante en este reflejo. Por ello, gestionar el estrés o la ansiedad puede evitar brotes de diferentes enfermedades como, por ejemplo, la rosácea. En este artículo detallaremos con la ayuda del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) en qué consiste esta patología y cuál es su tratamiento.

¿Qué es la rosácea y cuáles son sus síntomas?

Los farmacéuticos indican que la rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que aparece por brotes y se localiza en el centro del rostro. Sus síntomas varían y pueden ser:

  • Eritema facial intermitente (flushing) con pápulas y pústulas
  • Quemazón
  • Edema
  • Sensibilidad cutánea
  • Manifestaciones oculares
  • Fimas (proliferaciones y deformaciones de la nariz y del mentón)

Los expertos señalan que el 5,5 por ciento de la población adulta sufre esta patología, que es más habitual en mujeres de más de 30 años y con fototipos de piel clara y ojos azules.

Causas de la rosácea

Existen diversas causas por las que puede aparecer la rosácea como la predisposición genética, factores hormonales (embarazo y menopausia) o factores inmunológicos. Pero además, hay otros factores desencadenantes, tal y como apuntan desde el Cgcof:

  • La exposición solar y climas extremos
  • El estrés
  • Algunos fármacos inductores o agravantes como vasodilatadores, inmunosupresores y corticoides
  • El ejercicio físico intenso
  • Los alimentos procesados, picantes y bebidas calientes
  • El tabaco y el alcohol
  • Algunos cosméticos que pueden resultar agresivos
  • Patologías como migraña, rinosinusitis crónica, enfermedades cardiovasculares, etc

Además, el uso frecuente de las mascarillas ha aumentado los brotes de rosácea.

¿Cómo tratar la rosácea?

En farmacia venden diferentes productos para tratar esta enfermedad, que recordamos que es crónica. Los especialistas aconsejan utilizar estos artículos para tratar la rosácea:

  • Limpiadores suaves dos veces al día
  • Después de la limpieza se puede usar un agua termal
  • Hidratación diaria en gel o cremagel con protección solar 50+ e ingredientes calmantes, con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y/o vasoprotectoras
  • Se pueden tomar complementos alimenticios como mirtilo, grosellero negro, castaño de indias, metil sulfonil, metano…
  • Usar mascarillas hidratantes y/o calmantes para restaurar la barrera cutánea
  • Tener rosácea no es incompatible con el maquillaje, se puede utilizar una base correctora con pigmentos beige o verdes, para neutralizar las rojeces.
  • No hay que utilizar exfoliantes químicos

Consejos de farmacéuticos para la rosácea

Asimismo, el tratamiento puede ir acompañado de una serie de recomendaciones para frenar los brotes. En concreto, los farmacéuticos recomiendan:

  • Aplicar cosméticos sin frotar y no hacer limpiezas agresivas
  • Evitar fotoexposiciones prolongadas y ambientes con temperatura y/o humedad extrema
  • Optar por afeitado eléctrico en vez de manual
  • Seguir una dieta equilibrada y limitar el consumo de alcohol
  • No hacer ejercicio físico intenso
  • Es mejor no tomar de forma continuada corticoides tópicos sin revisión médica

No obstante, habrá que derivar al paciente a un médico en cualquiera de los siguientes supuestos: si el usuario tiene menos de 14 años o más de 65 años, si no está diagnosticado, si no hay respuesta al tratamiento o empeora en las siguientes 12 semanas, si es una mujer embarazada, si se tienen otros problemas dermatológicos o si se sospecha que se trata de rosácea infantil, rosácea extrafacial o rosácea ocular.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar