Todo lo que debes saber y tener en el botiquín si te duelen las cervicales

Los expertos recomiendan aplicar frío las primeras 24 horas para calmar el dolor cervical.

Realizar rotaciones de hombros y cuello ayudará a prevenir el dolor cervical

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Accidentes de tráfico, caídas, malas posturas o estrés son algunas de las causas de la cervicalgia. ¿Quién no ha sufrido alguna vez dolor en las cervicales? Nadie está a salvo de esta dolencia. En la farmacia disponen de medicamentos sin receta (como ibuprofeno o paracetamol) para reducir la inflamación y aliviar el dolor y también de collarines, si se trata de una cervicalgia más grave.

“Hablamos de dolor cervical o cervicalgia para referirnos al que se produce en la parte posterior del cuello y puede irradiar hacia a los lados, con un malestar en la nuca y una limitación del movimiento normal del cuello”, explica Mercè Barau del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

Concretamente, para quienes desconozcan esta zona, la experta señala que se trata de la parte más alta de la columna vertebral. “Justo en el cuello y tiene siete vértebras que son una cadena de huesecillos”, añade.

¿Cómo tratar el dolor cervical desde la Farmacia?

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla (COF Sevilla) señalan que cuando ocurre un cuadro de cervicalgia las opciones para tratarlo son:

  • Analgésicos: paracetamol.
  • Antiinflamatorios: ibuprofeno y naproxeno
  • Relajantes musculares: benzodiacepinas

“Entre los antiinflamatorios más utilizados están el ibuprofeno y el naproxeno, que se pueden adquirir sin prescripción médica en cualquier farmacia. Su mecanismo de acción se basa en disminuir la posible inflamación de la zona y mitigar el dolor”, afirman desde COF Sevilla.

Asimismo, aplicar frío en la zona puede ayudar a calmar el dolor durante las primeras 24 horas, después habría que optar por aplicar calor. No obstante, los especialistas aconsejan acudir a consulta médica para valorar cuál es el tratamiento que se debe seguir. En los casos más graves se necesita receta médica para adquirir, por ejemplo, corticoides o benzodiacepinas (un relajante muscular más fuerte).

Causas de cervicalgias en jóvenes y mayores

Existen diferencias entre los dolores cervicales que sufren los jóvenes y las personas de edad más avanzada. Según afirma Barau, los primeros sufren más traumatismos y contracturas musculares, y mantienen posturas inadecuadas. “Además, el estrés aumenta la rigidez de la musculatura y dificulta la flexibilidad, y ello puede provocar dolor”, especifica la farmacéutica.

Por su parte, las personas mayores sufren este dolor principalmente por la artrosis, es decir, los cambios degenerativos en los huesos. Por ello, Barau aconseja el uso de collarines cervicales acompañado de fisioterapia y rehabilitación. Muchas farmacias venden collarines para reducir el dolor de esta zona, pueden llevarse durante el día o también los hay especiales para por la noche.

Consejos para aliviar los dolores cervicales

Para evitar los dolores cervicales o aliviarlos una vez que ya se han presentado, las recomendaciones farmacéuticas son:

  • Mantener una higiene postural
  • Dormir sobre un colchón firme y una almohada que no sea excesivamente alta
  • Evitar permanecer mucho tiempo en la misma posición
  • Acudir al fisioterapeuta cuando sea necesario
  • Realizar ejercicio físico
  • Utilizar las pantallas (televisiones, ordenadores…) a la altura de los ojos
  • Colocar el reposacabezas inclinado hacia adelante y con la parte superior situada a la altura del límite superior del cráneo

“El auge del teletrabajo ha empeorado estos cuadros en los últimos tiempos, ya que en muchas ocasiones no se dispone de los medios adecuados en el hogar o se hace difícil el desconectar”, indican desde COF Sevilla.

Ejercicios para fortalecer la musculatura del cuello

Por último, Salvador Giménez, médico de Atención Primaria, indica en este artículo varios ejercicios para mejorar el tono muscular y fortalecer la musculatura del cuello, la nuca y la zona alta de la espalda. De esta forma, se podrá prevenir la cervicalgia recurrente. Estos serían tres ejemplos:

  1. Media rotación: se relajan los brazos y se rota la cabeza de forma suave hacia la izquierda y la derecha, hay que notar cómo los músculos del cuello se expanden. Repetir de 5 a 10 veces.
  2. Rotación de hombros: relajar los brazos y rotar los hombros suavemente, similar al anterior pero con los hombros. Repetir de 5 a 10 veces.
  3. Estiramiento hacia arriba: ponerse de pie en una postura normal y simular como una cuerda tirara de nuestra cabeza hacia arriba para percibir el estiramiento del cuello y de la columna. Repetir de 5 a 10 veces.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar