¿Qué es la piel aceitunada u olivácea?

piel aceitunada

Las personas morenas que se queman moderadamente tienen piel aceitunada.

El bronceado de las pieles aceitunadas suele ser progresivo y necesitan 30 minutos para quemarse

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El color de la piel humana varía desde negro hasta casi blanco. Estas tonalidades están determinadas por la melanina de cada cuerpo, donde influye notablemente la genética. En este artículo vamos a hablar de la piel aceitunada, que pertenece a uno de los fototipos de la piel.

"Se conoce como fototipo a la capacidad de la piel para asimilar la radiación solar y de él depende el protector solar recomendado. Su clasificación oscila entre I y VI", explican desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

La escala de fototipos de Fitzpatrick se creó hace casi 50 años y se basa en la sensibilidad de la piel a la luz y la reacción que tiene para conocer cuál es su tolerancia.

Fototipos de la piel

Los dermatólogos señalan estos fototipos y quiénes pertenecen a cada conjunto:

  • Fototipo I: se queman fácilmente y nunca consiguen ponerse morenos, solo enrojecerse. Son los pelirrojos y las personas con muchas pecas.
  • Fototipo II: este grupo se quema también con gran facilidad pero tienden a broncearse un poco. A él pertenecen los rubios.
  • Piel aceitunada o fototipo III: son las personas morenas que se queman moderadamente y se broncean de forma progresiva. De forma general, los españoles pertenecen a este tipo.
  • Fototipo IV: en este caso, los individuos se queman poco pero siempre se broncean. Son los latinos.
  • Fototipo V: en este grupo siempre están morenos y, por ello, rara vez se queman. Las personas procedentes de países árabes son de fototipo V.
  • Fototipo VI: por último, los negros que tienen la piel muy pigmentada y no se queman son de este conjunto.

Exposición al sol de la piel aceitunada u olivácea

Desde AEDV indican las particularidades de aquellos que pertenecen al fototipo III, es decir los de la piel aceitunada u olivácea:

  • Son personas con cabellos oscuros y piel con tonalidad de clara a mate.
  • Su bronceado puede variar entre moreno claro y oscuro.
  • Necesitan utilizar cremas solares con una fotoprotección mediana.
  • El tiempo de exposición solar necesario para que les aparezca una quemadura es de 30 minutos.

Peligros de las quemaduras solares

Los dermatólogos explican que cada fototipo necesita una protección solar diferente, por ello, es recomendable conocer a qué grupo pertenecemos. La exposición solar continuada provoca riesgos como los siguientes:

  • La quemadura solar: los especialistas señalan que la piel se pone roja, hinchada y pueden aparecer ampollas. "Quemarse al sol alguna vez no produce ningún tipo de problemas, pero la quemadura repetida es uno de los factores más importantes en el desarrollo del cáncer de piel", lamentan.
  • Además, el sol envejece notablemente el aspecto de la piel. Especialmente de la cara, el cuello y las manos. Tal y como relatan los expertos, el bronceado crea arrugas más profundas y marcadas.
  • El sol puede interaccionar con algunos medicamentos y provocar alergias. Por ejemplo, con los antiinflamatorios, los antibióticos (sobre todo tetraciclinas), las píldoras anticonceptivas, las cremas con retinoides y los antidepresivos.

Por todo ello, hay que tener cuidado con el sol durante todo el año y evitar su exposición durante las horas centrales del día.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar