¿Qué es la vitamina D3 y para qué sirve?

Vitamina D3

La vitamina D3 se usa como suplemento cuando la cantidad de este nutriente no es suficiente.

Es necesaria para la formación, el crecimiento y la reparación de huesos y el sistema inmune

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Existe un gran número de vitaminas, algunas son generadas por nuestro propio organismo y otras, solo es posible adquirirlas a partir de una dieta específica. En este artículo de Apoteka, nos centramos exclusivamente en la vitamina D3, explicándote cómo se obtiene y para qué sirve.

La vitamina D3 o colecalciferol, según cuenta el laboratorio MSD, es la forma de la vitamina D más activa. Se forma en la piel cuando ésta se expone a la luz solar directa y las fuentes alimenticias más comunes son los productos enriquecidos, sobre todo, los cereales y los lácteos. No obstante, puede encontrarse también en los aceites de hígado de pescado, los pescados grasos, las yemas de huevo y el hígado.

Se trata de una vitamina que no está activa en el organismo y que, por tanto, debe ser procesada por el hígado y por los riñones a una forma activa denominada vitamina D o calcitriol, la cual es necesaria para la formación, el crecimiento y la reparación de los huesos.

Asimismo, señala que la vitamina D, como las vitaminas A, E y K, es liposoluble, por lo que se absorbe mejor cuando se ingiere con un poco de grasa. De hecho, es considerada una auténtica hormona porque, gracias a la exposición al sol, el cuerpo humano puede sintetizarla por sí solo.

Sin embargo, no todas las personas producen la cantidad suficiente de vitamina D con el sol o con la dieta, lo que puede dar lugar a diferentes alteraciones en el cuerpo humano, ya que esta hormona participa en múltiples procesos internos, como la modulación de la respuesta inmune.

Así, la vitamina D3 se usa como suplemento alimenticio cuando ésta no es la correcta. Puede encontrarse en forma de cápsulas, chicles, tabletas y gotas líquidas para tomar por vía oral.

¿Para qué sirve la vitamina D3?

El déficit de vitamina D es frecuente en todo el planeta.  Cuando se produce este problema, el cuerpo absorbe menos calcio y menos fosfato y, en consecuencia, da lugar a diferentes trastornos óseos que pueden tener consecuencias incluso para el feto durante el embarazo.

Como explica la Biblioteca Nacional de Medicina, la vitamina D3 se receta como complemento a:

  • Mayores
  • Bebés lactantes
  • Personas de piel oscura
  • Personas con obesidad
  • Aquellos que tienen una exposición limitada al sol
  • Pacientes con enfermedades gastrointestinales, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca

De este modo, los mismos expertos insisten en que el cuerpo necesita colecalciferol para tener los huesos, los músculos y los nervios saludables, así como para apoyar el sistema inmunitario.

"Su acción consiste en ayudar al cuerpo a usar más del calcio que se encuentra en los alimentos o suplementos", explican. Y, en este sentido, añaden que sirve además para prevenir y tratar enfermedades de los huesos como:

  • Raquitismo: ablandamiento y debilitamiento de los huesos en los niños causado por la falta de vitamina D.
  • Osteomalacia: ablandamiento y debilitamiento de los huesos en adultos causados por la falta de vitamina D.
  • Osteoporosis: afección en la que los huesos se vuelven delgados y débiles, y se fracturan con facilidad.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar