Siete alimentos con vitamina A para mejorar tu salud

vitaminas

Está presente en alimentos como la yema de huevo, la leche o el tomate.

La vitamina A protege al organismo de infecciones y está muy ligada con la salud ocular

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Las vitaminas son elementos esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano. Su falta o exceso puede desencadenar problemas que, en algunas ocasiones, pueden derivar en una gravedad importante. Las vitaminas, como el resto de nutrientes esenciales y minerales, se absorben a partir de los alimentos de una dieta variada y equilibrada. Existen multitud de vitaminas que ayudan al metabolismo y al desarrollo y crecimiento del organismo, en este artículo de Apoteka nos centramos en la vitamina A y los alimentos que la contienen para mejorar tu salud.

En este sentido, el médico Salvador Giménez Serrano en una publicación de Elsevier, recuerda que la vitamina A está especialmente presente en los siguientes alimentos:

  • Hígado y los aceites de hígado de pescado
  • Yema de huevo
  • Leche y derivados lácteos
  • Margarina
  • Frutas (tomates, melocotones, albaricoques, papayas, naranja y melón)
  • Verduras de hoja verde (espinacas, calabacín, calabaza y grelos)
  • Hortalizas (zanahorias)

Mientras, los expertos en Farmacia Mónica Pérez Ríos y Alberto Ruano informan en otro artículo de que también se puede recurrir a los suplementos de vitamina A que hay en la botica cuando se presente un déficit de ésta. "Si bien, se debe tener precaución al administrar suplementos de vitamina A, ya que pueden interaccionar con algunos fármacos y ocasionar importantes repercusiones clínicas", añaden.

¿Por qué es importante la vitamina A?

Como hemos mencionado anteriormente, las vitaminas son fundamentales para el mantenimiento de la salud. Cada una de ellas ejerce una función única e insustituible en los procesos metabólicos del organismo. Concretamente la vitamina A, señala Giménez Serrano, está particularmente asociada con:

  • La salud ocular, puesto que protege la superficie de la córnea
  • El desarrollo óseo, el crecimiento y la reproducción
  • La resistencia del organismo frente a las infecciones, ya que protege las mucosas del tracto respiratorio, del digestivo y del urinario
  • El cuidado de la piel y el pelo

De este modo, un déficit de vitamina A puede producir cualquiera de los siguientes síntomas: ceguera nocturna; ojos inflamados, secos o pruriginosos; piel áspera y seca; cabello seco, y menor resistencia a las infecciones. Igualmente, si la carencia es más grave se puede desarrollar debilidad en huesos y dientes, así como úlceras corneales y, en los casos más severos, ceguera.

Pero, ¿cuándo se produce una deficiencia de vitamina A? Según los especialistas, esta carencia surge como consecuencia de una nutrición deficiente o de una malabsorción de grasa. En los niños, las reservas de vitamina A se agotan por las infecciones y su absorción es insuficiente en los recién nacidos. En los adultos, puede aparecer si padecen una enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o, simplemente, colitis.

Igualmente, puede ser el resultado de diferentes situaciones como dietas de adelgazamiento o la propia edad (es más susceptible de padecer déficit de vitamina A una persona mayor). Además, ésta puede verse asimismo comprometida si aumentan las necesidades nutricionales habituales (embarazo, lactancia, etc.) o si existe incapacidad de absorción de vitaminas a partir de los alimentos que se comen (enfermedades digestivas, cirugía digestiva, etc.).

Sin embargo, también es un problema el exceso de vitamina A, ya que puede acarrear efectos tóxicos que se traducen en: dolor de cabeza, fatiga, náuseas, falta de apetito, piel seca y que pica y caída de cabello. "Una toxicidad aguda puede producir dolor óseo y aumento del tamaño del hígado y el bazo", afirma Giménez Serrano, quien añade que en embarazadas este trastorno puede producir defectos congénitos al feto.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar