¿Qué es mejor para la tendinitis? ¿Frío o calor?

tendinitis calor o frío

Aplicar frío y calor en una lesión de tendinitis favorece su recuperación.

Ni el frío ni el calor deben aplicarse directamente sobre la piel en una lesión de tendinitis

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Sabes cuándo tienes que aplicar calor o frío en una lesión? Su curación puede variar según la temperatura que le coloques. En este artículo, los expertos reflexionan sobre cuándo poner calor o frío en la tendinitis.

En primer lugar, la tendinitis es la inflamación de un tendón. "El contacto con el frío o calor, según corresponda, actúa evitando inflamaciones en la zona lesionada, calma dolores articulares y favorece la recuperación muscular, por eso es importante saber cuándo y cómo recurrir a su aplicación", explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM).

"La diferencia entre aplicar uno u otro radica en si te has lesionado hace menos de 48 horas, o se trata de un dolor que padeces desde hace días", añaden.

¿Cuándo aplicar frío para la tendinitis?

Según los expertos, estas son las claves para utilizar el frío en una lesión como la tendinitis:

  • El calor es el tratamiento inicial, por lo que debe aplicarse las primeras 48 horas después de producirse la lesión.
  • Los farmacéuticos de Madrid explican que con él disminuye la inflamación y se calma el dolor, ya que tiene capacidad antiinflamatoria.
  • "Las bajas temperaturas provocan la contracción de los vasos sanguíneos (vasoconstricción) y la disminución de la temperatura local, disminuyendo el flujo sanguíneo que llega a la zona afectada y controlando así la inflamación", indican.
  • Asimismo, el frío adormece la zona (efecto anestésico local), por lo que se reduce el daño en los tejidos y se favorece la recuperación.
  • ¿Cómo aplicar frío? Puede ser a través de dos formas: con compresas húmedas o en seco con bolsas de hielo o de gel frío-calor.
  • Es importante que el frío no se aplique directamente sobre la piel, ya que puede producir quemaduras.
  • En cuanto a su administración, el tiempo es variable. No obstante, los expertos recomiendan (como orientación) aplicarlo en periodos alternos de entre 5-10 minutos cada hora, como mínimo 3 o 4 veces al día.
  • Transcurrido este tiempo, es aconsejable secar la piel, sin frotar.
  • Las personas con problemas de circulación no deben aplicarse frío, porque empeora su situación. Tampoco debe hacerse sobre heridas en proceso de cura.

¿Cuándo aplicar calor para la tendinitis?

Por otro lado, desde el COFM también señalan que el calor tiene unas indicaciones concretas para la tendinitis. Los profesionales las apuntan aquí:

  • El calor se utiliza, principalmente, para los casos crónicos. Por lo tanto, para la tendinitis agravada.
  • Se debe aplicar pasadas las 48 horas de la lesión, cuando ya no se esté utilizando el frío.
  • Su función es acelerar el drenaje de procesos infecciosos y relajar la musculatura.
  • Concretamente, logra mejorar la flexibilidad y elasticidad de los ligamentos y tendones, devolviendo la movilidad a la zona afectada.
  • "Gracias a las altas temperaturas, provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, aumentando el flujo de sangre, oxígeno y nutrientes a los tejidos dañados", afirman los farmacéuticos.
  • ¿Cómo administrar el calor? Al igual que el frío, puede ser de forma húmeda (con compresas o a través de un baño) o de forma seca (con bolsas de agua caliente, usando bolsas de gel que se pueden calentar al baño maría o en el microondas o con manta o almohadilla eléctrica). La temperatura debe estar entre 34 y 36 grados.
  • Su aplicación debe ser de entre 15 y 20 minutos cada hora, las veces que sean necesarias, y nunca directamente sobre la piel.
  • Al terminar, se tiene que hacer un estiramiento de la musculatura de la zona tratada.
  • Los expertos especifican que está contraindicado en heridas abiertas o quemaduras.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar