Tendinitis: qué es, causas y tratamiento

tendinitis

El hombro es una de las zonas que puede verse afectadas si sufrimos tendinitis.

La tendinitis es una inflamación de los tendones en las articulaciones y requiere de reposo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Muchas horas trabajando con el ordenador, realizar deporte sin calentar o cualquier otra causa puede ocasionar la aparición de tendinitis. Este es un trastorno muy común que todo el mundo puede sufrir en algún momento de su vida. Concretamente, se trata de la inflamación de los tendones en las articulaciones. En este artículo explicamos qué es la tendinitis, sus causas y su tratamiento.

“Se presenta con mayor frecuencia en hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas o tobillos”, indican desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (Cofm).

Causas de la tendinitis

En cuanto a sus causas, según los farmacéuticos, la inflamación del tendón se puede producir por:

  • Por causas mecánicas y traumáticas o asociadas a patologías como gota, artritis, enfermedades tiroideas, diabetes o infecciones.
  • El uso excesivo de la articulación con movimientos repetitivos
  • La existencia de una lesión previa o una lesión directa por practicar deporte
  • Estar en posturas inadecuadas o tener malos hábitos
  • El consumo de ciertos antibióticos
  • El sedentarismo

De hecho, esta lesión relacionada con el deporte recibe diversos nombres como el codo de tenista o el codo de golfista, el hombro de nadador o la rodilla de saltador.

Síntomas y tratamiento de la tendinitis

Los principales síntomas de la tendinitis son inflamación, dolor, sensibilidad y limitación del movimiento. Para calmar estas manifestaciones, el tratamiento recomendado por el Cofm es:

  • Mantener en reposo la zona afectada.
  • Proceder a la inmovilización y compresión con un vendaje apretado.
  • En el caso de lesiones recientes: aplicar hielo sobre la articulación afectada durante 15-20 minutos, 3-4 veces al día, durante los primeros días. En el caso de la tendinitis o lesiones crónicas, puede que sea recomendable alternarlo con la aplicación de calor.
  • Evitar sobresfuerzos.

En cuestión de unas semanas el dolor de tendinitis desaparece, sobre todo si se mantiene el reposo. Si no es así, hay que acudir al médico porque puede volverse crónica y producir la rotura del tendón.

Consejos farmacéuticos para evitar esta lesión

Además, los especialistas señalan una serie de recomendaciones para evitar que aparezca esta lesión. En este sentido, mencionan las siguientes:

  • Calentar y estirar antes de hacer deporte.
  • Comenzar poco a poco las actividades o ejercicios nuevos.
  • Prestar atención a la postura al andar o al estar sentado.
  • En la misma línea que el punto anterior, es necesario posicionar el cuerpo adecuadamente cuando hacemos tareas cotidianas.
  • No estar sentado durante largos periodos de tiempo.
  • Proteger las articulaciones afectadas con coderas, muñequeras o rodilleras que se encuentran en farmacia.
  • Fortalecer los músculos que rodean la articulación.
  • Si realizamos tareas repetitivas, hay que hacer pausas frecuentes para no sobrecargar el cuerpo.

Entre los diferentes tipos de tendinitis que existen están: aquilea (justo encima del talón), codo de tenista (en la zona exterior del antebrazo, cerca del codo), patelar (debajo de la rótula de la rodilla), aductor (en la ingle) y bíceps (en la zona del hombro).

Puedes acudir a tu farmacéutico de confianza para que te recomiende una muñequera, codera o rodillera. Asimismo, también pueden dispensar cremas para aliviar el dolor. Normalmente, funcionan en formato spray.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar