Rosácea ocular: ¿Cómo solucionamos esta infección?

rosácea ocular

La rosácea ocular puede ir acompañada de lesiones dermatológicas.

La rosácea ocular produce enrojecimiento, ardor y ojos llorosos, entre otros síntomas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La rosácea es conocida por ser una enfermedad crónica de la piel que produce rojez en el rostro. Concretamente, aparece en nariz, mejillas, mentón y frente. Sin embargo, también puede afectar a los ojos. Se le denomina rosácea ocular y los expertos nos cuentan en qué consiste esta patología.

"La rosácea ocular produce enrojecimiento, ardor, ojos llorosos, sensación de tener algo en el ojo, orzuelos, enrojecimiento de los párpados y obstrucción de las glándulas grasas de los párpados", explican desde la Academia Americana de Oftalmología.

De hecho, apuntan que no siempre están ligadas ambas rosáceas. Algunas personas tienen rosácea ocular sin síntomas en la piel y al revés, o incluso tener ambos tipos. Por su parte, desde la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) detallan que un 20 por ciento de los casos de afectación ocular van acompañados de lesiones cutáneas.

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener esta patología y las partes afectadas suelen ser los párpados, la córnea y la conjuntiva. "Un 58 por ciento de los pacientes con rosácea presenta clínica ocular; abarcando desde una blefaritis leve hasta una afección corneal con riesgo de opacidades y pérdida de la visión, que puede llegar a ser bilateral", concretan desde Sefac.

Causas de la rosácea ocular

Todavía no hay una causa clara de por qué las personas pueden tener esta patología ocular. Algunos médicos apuntan que puede ser genético, otros por algún elemento del ambiente e incluso se le atribuye un vínculo a la bacteria helicobacter pylori, que causa infecciones gastrointestinales.

"Algunos investigadores creen que la rosácea es causada por una condición que hincha los vasos sanguíneos. Esto conduce a enrojecimiento y rubor. Otros piensan que hay organismos pequeños o ácaros que bloquean las glándulas de aceite en el rostro. Eso hace que la piel se hinche y se ponga roja", señalan los expertos.

¿Qué puede causar un brote de rosácea ocular? Desde Sefac mencionan los siguientes desencadenantes de la rosácea que conviene evitar:

  • Consumir alcohol.
  • Beber café o té caliente.
  • Utilizar corticoides tópicos de alta potencia y medicamentos.
  • Permanecer en estados de ansiedad o estrés.
  • Hacer deportes muy activos, como correr.
  • Comer comidas picantes.
  • Fumar o estar en ambientes cargados de humo.
  • La exposición solar, los lugares con viento y los cambios bruscos de temperatura.
  • Usar productos dermofarmacéuticos que tengan perfumes o alcohol.

Tratamiento de la rosácea ocular

Además del tratamiento farmacológico con receta (el ácido azelaico con efectos antimicrobianos y queratolíticos), los profesionales farmacéuticos indican varias soluciones para aliviar los síntomas de la rosácea ocular. Concretamente, los oftalmólogos recomiendan:

  1. Gotas y ungüentos para ojos con esteroides, esto hará que disminuya el enrojecimiento y la hinchazón.
  2. Limpiadores de párpados para mantener los ojos limpios. "Se puede usar un producto de limpieza especial para párpados y colocar un paño o almohadilla tibia sobre los ojos cerrados varias veces al día", afirman.
  3. Lágrimas artificiales: el objetivo es que se mantengan húmedos los ojos, no están destinados a tratar el enrojecimiento. Las lágrimas destinadas al enrojecimiento podrían empeorar la rosácea ocular.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar