Síntomas más comunes entre los celiacos y alimentos más recomendados

sintomas-celiacos-y-alimentos-recomendados

Los síntomas celiacos van desde vómitos hasta apatía e infertilidad

Existe un gran número de síntomas en los celiacos que varían dependiendo del momento del diagnóstico

Sonia Navarro
Se lee en 4 minutos

La celiaquía es una enfermedad que impide a los que la padecen comer productos que contengan gluten. Esta es una proteína que se encuentra en muchos cereales, entre los que destacan el trigo, el centeno o la avena.

Esta es una patología que tiene una prevalencia mayor en mujeres y niños que en hombres según los últimos datos de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE). Pero identificar si se es o no celiaco no es fácil pues los síntomas son muchos y muy variados. Una enfermedad en la que los productos y alimentos específicos para ella pueden encontrarse de venta en farmacia.

Productos para celiacos disponibles en farmacia

En este sentido, las boticas ofrecen una amplia variedad de productos aptos para personas celiacas que aseguran que no contener ningún elemento que pueda provocarles afectación en su enfermedad.

Estos se dividen dentro de dos grupos:

  • Frescos. Productos de panadería o bollería que pueden encargarse en determinadas farmacias que presentan este servicio. Como pan apto para celiacos, bollos, magdalenas o masas para hacer distintas recetas.
  • Envasados. Productos fabricados con anterioridad y listos para consumir en cualquier momento. En este apartado destacan las galletas, los cereales aptos para celiacos, los colines o los

Síntomas celiacos por edades

Desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (Cgcof) señalan que los diferentes signos y síntomas de la enfermedad celiaca dependen de la etapa en la vida en la que se presenten. Por ese motivo, hacen esta diferenciación entre los distintos tipos de síntomas:

  •  Síntomas celiacos en la infancia. En esta etapa de la vida se presentan mayoritariamente estos síntomas: vómitos, náuseas, anorexia, astenia, irritabilidad, pelo frágil, hipotrofia muscular, retraso en el crecimiento, introversión, leucopenia, dislexia, defectos en el esmalte dental, autismo e hiperactividad.
  • Síntomas celiacos en la adolescencia. En este punto, los expertos del Cgcof señalan que “frecuentemente es asintomática”. En el caso de producirse síntomas, estos son los de anemia ferropénica, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, hepatitis, dermatitis atópica, cefaleas, epilepsia, baja estatura, retraso en la pubertad y artritis crónica juvenil.
  • Síntomas celiacos en la edad adulta. En adultos, la enfermedad celiaca suele presentarse de la siguiente manera: diarrea, apatía, astenia, inapetencia, pérdida de peso, anemia, osteoporosis, artritis, colon irritable, estreñimiento, infertilidad precoz, abortos, epilepsia y cáncer digestivo.

Además, desde la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) explican que junto al diagnóstico que reciban los pacientes debe valorarse “la situación nutricional” de estos. Todo ello para poder detectarse posibles deficiencias vitamínicas y llevar un seguimiento adecuado de las mismas. Concretamente, hacen referencia a los síntomas celiacos que han podido sufrir hasta recibir el diagnóstico. Estos han podido provocar un déficit vitamínico y nutricional en el organismo, a raíz de los vómitos, la anemia o la diarrea.

Alimentación para los celiacos

Estos mismos expertos de la FACE señalan que el único tratamiento para esta enfermedad consiste en la dieta sin gluten. Una alimentación que excluya todos los productos con cereales y derivados del trigo,  la cebada o el centeno. Además, recomiendan potenciar el consumo preferente de alimentos frescos y no procesados que de forma natural no contienen gluten como son las frutas, verduras, carne, pescado, lácteos, cereales sin gluten como el maíz o el arroz y tubérculos como la patata o batata.

En este punto señalan una serie de pautas que deben seguirse para llevar a cabo una correcta dieta sin gluten. Evitando de esta manera la presencia de trazas o restos de gluten en la alimentación:

  1. No debe ponerse en práctica hasta que no se haya obtenido el correcto diagnóstico de un médico especialista.
  2. Esta dieta es para toda la vida. No puede consumirse ningún tipo de cereal con gluten. Tampoco se puede saltar la dieta para consumir ‘pequeñas cantidades’ porque este dañaría las vellosidades intestinales que recubren el estómago.
  3. Evitar consumir productos a granel porque podrían haber tenido contaminación cruzada. Apuesta siempre por productos empaquetados en los que se indique de forma clara los alérgenos que contiene.
  4. No consumir productos que contengan la indicación de ‘muy bajo en gluten’ porque pueden contener trazas de este. Tampoco se recomiendan aquellos que se definen como ‘indicados para personas celiacas’.
  5. Apostar por productos 100 por cien aptos para las personas celiacas. solo deben consumirse los que certifiquen que no tienen ningún rastro de gluten en su composición o manipulación.

Por último, desde la FACE hacen especial hincapié en la necesidad de que las personas con síntomas de celiaquía acudan a su médico para poder iniciar el proceso de diagnóstico y saber, cuando antes, si padecen esta enfermedad o no.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar