Amigdalitis pultácea: causas, síntomas y tratamiento

amigdalitis pultácea

En farmacia disponen de espráis para aliviar los síntomas de la amigdalitis pultácea.

La amigdalitis pultácea es una infección que tiene la amígdala roja con líquido blanquecino

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Llega la bajada de temperatura y comienzan los dolores de garganta. Son fechas habituales para la aparición de las conocidas anginas o amigdalitis. En este artículo vamos a conocer en profundidad con la ayuda de expertos qué es la amigdalitis pultácea, sus causas, síntomas y tratamiento.

Desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) apuntan que se trata de un “proceso infeccioso localizado en las amígdalas o tonsilas”. En concreto, se producen en unas zonas de tejido linfoide que están a ambos lados de la faringe, al fondo de la boca. Estos expertos señalan que suele estar causado por alguna bacteria, fundamentalmente por estreptococo pyogenes.

En el caso de la amigdalitis pultácea es un tipo de infección que se caracteriza por tener la amígdala roja con líquido blanquecino.

Síntomas y causas de la amigdalitis pultácea

Hay que tener especial cuidado porque se transmite vía aérea, a través de las gotitas de saliva. Por ello, el año pasado, cuando la mascarilla era obligatoria para frenar la pandemia del Covid-19, la transmisión de muchas infecciones como la amigdalitis también disminuyó.

Por lo tanto, la amigdalitis pultácea se produce por una bacteria y los especialistas apuntan que los síntomas que se manifiestan en quienes la sufren son comunes en todos los tipos de esta patología:

  • Dolor de garganta
  • Dificultad para tragar (disfagia)
  • Inflamación de las amígdalas y de la faringe
  • Aparición de fiebre
  • Voz ronca
  • Presencia de ganglios
  • Dolores musculares

Para evitar su infección se aconseja no tener contacto con contagiados y utilizar mascarillas.

Tratamiento de la amigdalitis pultácea

En cuanto al tratamiento de la amigdalitis pultácea, desde SEMI señalan que es una enfermedad que en la mayoría de los casos se resuelve sola. No obstante, en el caso de la amigdalitis pultácea, como se trata de una infección bacteriana, es recomendable elegir alguna de las soluciones sin prescripción que se pueden encontrar en farmacia y que ayudan a combatirla como:

  1. Espráis para reducir los síntomas de la amigdalitis y prevenir la sequedad e irritación de la garganta.
  2. Complementos alimenticios con función antibacteriana.
  3. Pastillas que forman una película protectora y protegen a la garganta de factores externos irritantes como son los virus y las bacterias.
  4. Otros complementos alimenticios que se utilizan para disminuir la incidencia de infecciones repetitivas como puede ser la amigdalitis.
  5. Nebulizador de compresor: es un dispositivo disponible en farmacia que pulveriza un medicamento de inhalación en un aerosol que el paciente puede inhalar.
  6. Polvos para realizar gárgaras y mejorar la amigdalitis.

Estos productos sirven para aliviar los síntomas y para proteger al sistema inmune de contraer de nuevo esta patología. En esta línea, muchas personas son propensas a contagiarse varias veces al año de amigdalitis, para ellas son ideales los complementos alimenticios que actúan frente a las bacterias y virus.

Por último, los expertos recomiendan tomar alimentos blandos mientras dure la infección. El dolor al tragar puede resultar muy molesto pero no hay que renunciar a seguir comiendo. Con estos alimentos que no tienen consistencia dura también se contribuye a no irritar la zona y mantenerla en reposo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar