Aprende a usar el maquillaje no comedogénico en pieles con acné

Maquillaje-belleza

Los maquillajes no comedogénicos, especialmente formulados para pieles grasas.

Los hábitos de limpieza son imprescindibles para retirar restos de maquillaje, secreciones y contaminación

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

¿Cuántas veces has escuchado eso de que lo mejor para el acné es que la piel respire? Aunque es cierto que si tienes una piel con tendencia acneica lo mejor es que evites el maquillaje, actualmente existen múltiples cosméticos que puedes utilizar de forma segura. Se trata del maquillaje no comedogénico, especialmente formulado para pieles grasas y que te explicamos con más detalle a continuación.

Cada edad tiene unas necesidades cosméticas diferentes. Una piel joven y una piel madura requieren unos cuidados y productos cosméticos completamente diferentes, ya que las características fisiológicas de la piel de cada una también lo son.

A medida que transcurren los años, la piel va cambiando. La superficie cutánea se va modificando paulatinamente de forma irreversible y, por tanto, resulta imprescindible conocer qué necesidades tiene la piel en cada momento para acertar a la hora de recomendar el tratamiento cosmético más indicado.

La farmacéutica María Teresa Alcalde explica en una publicación en Elsevier que la piel más joven muestra un aspecto terso, luminoso y suave. La renovación celular y la síntesis de proteínas de sostén de la dermis funcionan perfectamente y la piel, en consecuencia, muestra su mejor aspecto. Sin embargo, muestra su peor cara cuando en la pubertad hay un exceso de secreción sebácea, dando lugar al acné.

Por ello, es necesario utilizar unos tratamientos específicos que se ajusten a las necesidades de cada piel. En este caso, se recomiendan productos en textura gel, libres de aceites y no comedogénicos.

Maquillaje no comedogénico para pieles con acné

Aunque la experta reconoce que hay una serie de tratamientos para cada edad, también advierte de que la utilización de estos productos puede ser orientativa. Para pieles grasas, con acné o tendencia al mismo, recomienda evitar los maquillajes convencionales o los polvos sueltos.

"Si resulta imprescindible, es preferible emplear un producto formulado específicamente para estas pieles", señala. Así, apuesta por los maquillajes no comedogénicos porque:

  • Controlan el brillo de la piel grasosa, dando un acabado mate
  • No obstruyen los poros y permiten que el cutis respire
  • Ayudan a cubrir las imperfecciones sin ocasionar más brotes de acné
  • Tienen una consistencia ligera y el resultado final es más natural

Aunque no son considerados productos milagrosos, insiste en que son mejores que un producto de maquillaje común. No obstante, el hecho de que no provoquen acné no significa que estén indicados para tratarlo o curarlo.

Para usar este tipo de producto, recuerda la importancia de incluir una buena limpieza antes y después de usar el maquillaje. "Por la mañana, la limpieza del rostro elimina las secreciones nocturnas de la piel, mientras que la limpieza nocturna retira los restos de maquillaje, secreciones y contaminación a la vez que refresca y relaja el cutis", detalla.

Igualmente, destaca que la exfoliación semanal del rostro ayuda a eliminar las células muertas y limpiar los poros en profundidad, favoreciendo la penetración de otros productos de tratamiento, que también deberían ser de textura gel y muy ligera, libres de aceites (oil free) y no comedogénicos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar