Aspirina o paracetamol: ¿Cuándo tomar cada uno?

aspirina o paracetamol

La aspirina y el paracetamol se utilizan para calmar el dolor, pero tienen efectos distintos.

Si se tienen problemas de estómago, es mejor tomar paracetamol para calmar el dolor

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Algunos medicamentos como la aspirina o el paracetamol nunca faltan en las viviendas españolas. De hecho, son de los más vendidos en las farmacias. Sin embargo, muchos pacientes no tienen claro cuándo tomar uno u otro. En este artículo resolvemos las dudas y te contamos cuándo elegir aspirina o paracetamol.

Es importante conocer no solo los usos recomendados, sino también las contraindicaciones y los efectos secundarios que pueden desencadenar cada fármaco. Además, no hay que superar la dosis recomendada, para la aspirina es 100 miligramos (mg) para niños de 2-3 años; 200 mg para niños de 4-6 años; 300 mg para niños de 7 a 11 años; 300-1000 mg para niños mayores de 12 años y adultos. No se deberá exceder una dosis diaria máxima de 4 gramos.

Si hablamos del paracetamol, los niños pueden tomarlo en forma de soluciones orales o supositorios. Para los adultos, la dosis habitual es de 650 mg de 4 a 6 veces al día o 1 gramo cada 8 horas. Sobre todo, no superar la dosis de 3 o 4 gramos al día.

¿Cuándo tomar aspirina?

Tal y como señala el prospecto de la aspirina, está aconsejada para:

  • Dolores leves o moderados asociados a inflamación.
  • Para reducir la fiebre.
  • En caso de dolor de cabeza, dolor de muelas, dolor de garganta relacionado con resfriado, dolor muscular y de articulaciones, dolor de espalda y dolores menores provocados por la artritis.
  • Para aliviar el dolor y la fiebre provocadas por la gripe o un resfriado común.

Entre los efectos secundarios de este fármaco se encuentran: la dispepsia (digestión pesada), los dolores gastrointestinales, la úlcera gastrointestinal, las erupciones cutáneas, rinitis y mareos.

Por otro lado, aquellos que duden entre aspirina o paracetamol, tienen que tener en cuenta que este primer medicamento no está recomendado para personas con hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico (principal componente de la aspirina), historial de asma, insuficiencia cardíaca severa, úlceras gastrointestinales agudas y deterioro de la función renal.

En el caso de las embarazadas y lactantes, puede afectar al embarazo y al desarrollo del feto así que la recomendación es “durante el primer y segundo trimestre del embarazo, no se deberán administrar fármacos que contengan ácido acetilsalicílico a menos que sea claramente necesario. Si se administran fármacos que contengan ácido acetilsalicílico a una mujer que intenta concebir, o durante el primer y segundo trimestre del embarazo, la dosis deberá mantenerse lo más baja posible y la duración del tratamiento lo más corta posible”. Mientras que en lactantes no se ha observado ningún efecto adverso.

¿Cuándo tomar paracetamol?

El paracetamol es un medicamento analgésico similar a la aspirina y se debe tomar:

  • Para dolores de cabeza, dolores dentales, osteomusculares o dolores asociados a la menstruación.
  • Para gripes y resfriados siempre que tengan fiebre.

“Al contrario que otros fármacos analgésicos como aspirina o ibuprofeno, no suele dar lugar a un daño en el estómago, el principal inconveniente que tiene es el riesgo de toxicidad en el hígado“, explica Iván Espada, farmacéutico del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “Por ello, es importante no utilizar dosis superiores a las que te haya recomendado tu médico. Porque una sobredosis por paracetamol puede ser muy grave e incluso, en ocasiones, mortal“, añade.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar