Efectos secundarios del ibuprofeno: a corto y largo plazo

ibuprofeno efectos secundarios

El ibuprofeno puede tener efectos secundarios leves como diarrea o mareos.

Tomar más de 2.400 miligramos de ibuprofeno al día incrementa los efectos secundarios del medicamento

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Los profesionales se han cansado ya de decirlo: no hay que automedicarse. Tomar medicamentos sin control de algún profesional sanitario puede tener graves consecuencias en nuestra salud. Sin ir más lejos, el consumo de ibuprofeno y el paracetamol, fármacos habituales en todas las viviendas, puede resultar muy dañino. En este artículo abordamos cuáles son los efectos secundarios del ibuprofeno de la mano de los farmacéuticos.

“El ibuprofeno es uno de los medicamentos que pertenece al grupo de los Antiinflamatorios No Esteroideos (Aine). Es uno de los medicamentos más utilizados en nuestro país, ocupando la sexta posición en consumo“, señala Iván España, farmacéutico que pertenece al Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

“Los Aine, en general, y los ibuprofenos, en particular, presentan tres efectos fundamentales: analgésico (reduce el dolor), una actividad antiinflamatoria y un efecto antipirético (disminuir la fiebre)“, ha añadido.

Efectos secundarios del ibuprofeno

Espada señala que consumir una dosis alta de ibuprofeno (2.400 miligramos al día) y tomar este fármaco durante un tiempo prolongado es peligroso y puede hacer que aparezcan los siguientes efectos secundarios:

  • Irritación en la mucosa del estómago. Esto puede favorecer la aparición de una úlcera gastroduodenal. Por ello, si se tienen problemas de estómago siempre se aconseja tomar paracetamol antes que ibuprofeno.
  • Otros efectos secundarios más leves que se pueden encontrar en el prospecto del medicamento son: diarrea, vómitos, vértigo, estreñimiento, aftas bucales o llagas en la boca, mareos y fatiga.
  • Por otro lado, los pacientes con asma deben tener precaución ya que aumenta el riesgo de aparición de crisis asmática. En estos casos, pueden usarlo bajo la recomendación y el control médico.
  • También se ha observado que el ibuprofeno se asocia con un aumento del riesgo de hipertensión, es decir, incremento de la presión arterial.
  • Es arriesgado tomar ibuprofeno durante el embarazo, sobre todo en el último trimestre. Este fármaco puede retrasar y dar lugar a complicaciones en el parto. Sin embargo, durante la lactancia sí que puede tomarse pero bajo control médico.
  • Por último, aumenta el riesgo de trastornos trombóticos como puede ser un infarto o un ictus.

“Para reducir estos efectos, es importante que se tome el ibuprofeno después de las comidas. La recomendación es que se use la dosis más baja que permita controlar el dolor y una vez que haya desaparecido, se suspenda el tratamiento”, apunta el experto.

¿Cuándo tomar ibuprofeno?

El farmacéutico aconseja tomar ibuprofeno en procesos inflamatorios con dolor como esguinces, artritis o torceduras. Pero también para dolores de cabeza, dolores de oído o para el tratamiento de la fiebre.

¿Cuál es la dosis recomendada? Espada señala que en España se suelen dispensar sobres o comprimidos con dosis de 400 a 600 miligramos (mg). Se debe tomar cada 6-8 horas y nunca superar los 2.400 mg en un día, ya que supondría un gran riesgo y podría ocasionar los efectos secundarios citados anteriormente.

Los adolescentes también pueden tomar este fármaco en las mismas dosis que los adultos, pero ellos no deben superar los 1.200 mg diarios. Por último, los niños a partir de tres meses pueden tomarlo, pero siempre hay que mirar el prospecto antes para asegurarnos de la edad. “En estos niños es mejor usar la suspensión oral de ibuprofeno y la dosis la vamos a individualizar en base al peso del niño y la intensidad de sus síntomas“, subraya Espada.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar