Consejos para que sea más fácil y duradera la depilación con cera

Consejos antes de depilarse con cera

La depilación con cera es más duradera porque elimina el pelo desde la raíz.

La depilación mejora después de la ducha porque el poro está más abierto y con una piel bien hidratada

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Hace más de 2.000 años que las personas se quitan el vello no deseado de su cuerpo, ya sea por un motivo estético o espiritual. La depilación es una práctica muy extendida en la sociedad y recurren a ella tanto mujeres como hombres. En este artículo de Apoteka te damos una serie de consejos antes de la depilación con cera para que ésta sea más fácil y duradera.

Aunque los productos de depilación mejoran con los años y se vuelven cada vez menos agresivos, todavía no se ha encontrado un depilatorio eficaz y totalmente inocuo. En mayor o menor medida, todos ellos (cera, crema depilatoria, cuchilla o láser) irritan la piel.

Por ello, la farmacéutica Cristina Batlle Edo recuerda en una publicación de Elsevier que "depilatorios están contraindicados sobre las heridas, ya que podrían producir ulceraciones en la epidermis lesionada". Asimismo, desaconseja el uso de productos cosméticos como colonias, desodorantes o aquellos formulados con soluciones alcohólicas después de la depilación porque resultan "irritantes" y podrían, incluso, aparecer fuertes enrojecimientos cutáneos.

Concretamente, la cera es uno de los métodos de depilación más duraderos porque elimina el pelo desde la raíz. Su mecanismo consiste en encerrar el pelo y arrancarlo, actuando sobre el folículo piloso. Es por esta razón que también es una de las depilaciones más dolorosas.

La cera se funde a baja temperatura y se aplica en estado líquido. Al enfriarse, se endurece y atrapa el vello, que después se elimina con un tirón tras separar la masa cérea de la piel.

Consejos antes de depilarse con cera

En términos generales, los dermatólogos recomiendan que ante cualquier tipo de depilación y sea cual sea el tipo de piel, ésta debe estar hidratada. No obstante, Batlle Edo aporta otras indicaciones a tener en cuenta a la hora de depilarse:

  • Exfoliar la piel regularmente para eliminar las células muertas y evitar pelos subcutáneos.
  • Depilar después del baño o la ducha, pues el calor dilata los poros y facilita la depilación.
  • Evitar la depilación antes de la menstruación. En el período premenstrual, al disminuir la progesterona y los estrógenos, el vello se refuerza y hay riesgo de que se rompa el pelo.
  • No aplicar la cera sobre la piel irritada por el sol o ante la presencia de verrugas, eccemas o heridas.

Tipos de cera depilatoria

  • Ceras frías. Se presentan sobre soportes flexibles y, para retirar el vello, se utilizan esparadrapos o cintas de papel que siempre se arrancan en dirección contraria al crecimiento del pelo.
  • Ceras calientes. Son sólidas cuando están frías, pero se vuelven viscosas y muy pegajosas cuando se calientan. Se adhieren a todo tipo de vello, incluso el corto y sedoso. Al aplicarse en una temperatura elevada, el poro se abre y favorece la eliminación del vello de manera más profunda.
  • Ceras tibias. Tienen un aspecto semisólido a temperatura ambiente y solo requieren "un mínimo calentamiento" antes de usarse. No producen tanto enrojecimiento cutáneo y se pueden aconsejar en personas con ligeros problemas circulatorios. La desventaja es que solo se pueden emplear una vez.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar