¿Cuáles son las causas de la afonía?

causas afonía

Una de las causas de la afonía es un mal uso de la voz, por ejemplo, gritar.

Respirar sustancias irritantes, como el polvo o el humo, favorece la aparición de la afonía

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Eres propenso a quedarte afónico? Este texto te interesa porque con la ayuda de profesionales abordamos qué es lo que ocurre en nuestra garganta para que desaparezca o disminuya nuestro tono de voz. A continuación señalamos cuáles son las principales causas de la afonía.

“La disfonía es la dificultad para producir sonidos al hablar o un cambio en el tono o calidad de la voz. La voz puede sonar débil, chillona o ronca (ronquera). La afonía es la pérdida total de la voz“, apuntan desde la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

Causas de la afonía

Los expertos señalan diversos orígenes de esta disfonía o afonía, en el caso más grave. El Semfyc apunta los siguientes:

  • Un resfriado común que deriva en laringitis o inflamación de la laringe, que es donde se encuentran las cuerdas vocales.
  • Un mal uso de la voz, provocado por gritar o cantar fuerte, por ejemplo. Los niños suelen quedarse afónicos tras los llantos o gritos excesivos.
  • Respirar sustancias irritantes.
  • Tener reflujo gástrico puede irritar la laringe y favorece esta patología.
  • Por el consumo de tabaco o alcohol.

“En ocasiones la inflamación puede derivar en verdaderas lesiones de las cuerdas vocales, como nódulos, pólipos o granulomas de contacto“, afirman los especialistas.

En farmacia dispensan numerosos productos sin necesidad de receta médica para calmar esta pérdida de voz como: pastillas que suavizan las cuerdas vocales y alivian la irritación de garganta, jarabes con acción calmante, espráis que actúan favorablemente sobre el tono de voz, infusiones, comprimidos para chupar, etc.

Tratamiento y consejos para evitar la afonía

Hay profesionales que tienen más riesgo de padecer una de estas patologías de la voz, como son los profesores, abogados, músicos o vendedores. Todos ellos y la población en general pueden seguir estas recomendaciones de los médicos:

  • Dejar de fumar. Este consejo puede aplicarse a numerosas patologías, ya que siempre incrementa el riesgo de sufrir enfermedades y acorta la esperanza de vida.
  • Beber a sorbos con mucha frecuencia y evitar las bebidas muy frías o muy calientes y, en especial, el alcohol.
  • Intentar no estar en ambientes cargados de polvo, humo o gases de productos irritantes.
  • En las viviendas, se recomienda usar un humidificador para humedecer el ambiente y lograr que el aire no esté seco.
  • Hablar despacio y de manera suave. Para los que tengan disfonía, lo mejor es hablar menos y con un tono e intensidad moderados.
  • Tampoco hay que gritar, cantar, susurrar ni reír fuerte.
  • Los especialistas también indican que no se debe aclarar la voz ni carraspear fuerte, puesto que se aumenta la inflamación de las cuerdas vocales.
  • Asimismo, hablar cuando se está haciendo un esfuerzo o ejercicio físico también empeora esta situación.
  • Por último, hay que reducir la falta de sueño, la tensión psíquica, el agotamiento y el estrés.

Habrá que acudir al médico si la afonía va acompañada de dificultad para respirar o tragar, si ocurre con frecuencia o la ronquera se prolonga más de 15 días, si se trata de un niño menor de 3 meses el que presenta esta ronquera; o si hay un babeo (puede ocurrirle a los más pequeños).

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar