¿Cuáles son las posibles causas de la falta de aire al dormir?

falta de aire al dormir

La falta de aire al dormir puede ser causada por un trastorno de ansiedad.

Si la falta de aire al dormir está provocada por el estrés o nerviosismo, se aconseja tomar plantas medicinales

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Los seres humanos realizamos cerca de 21.000 respiraciones al día e inspiramos y expiramos entre cinco y seis litros de aire. Una acción mecánica que permite el transporte del oxígeno a cada rincón del cuerpo. Por ello, en el momento en el que algo no va bien, tenemos insuficiencia respiratoria o falta de aire al dormir se nos activan todas las alarmas.

"El aparato respiratorio tiene como función principal eliminar la cantidad adecuada de dióxido de carbono (CO2) de la sangre que llega a la circulación pulmonar y proporcionar la cantidad adecuada de oxígeno a la sangre que sale de la misma", señala el médico Juan Aguarón Pérez en la 'Guía de buena práctica de la insuficiencia respiratoria' de la Organización Médica Colegial (OMC) y el Ministerio de Sanidad. Por ello, en este artículo, desvelamos las causas de la falta de aire al dormir.

Origen de la falta de aire al dormir

Tal y como explican en este documento la falta de aire o disnea es un síntoma clínico en el que el paciente siente "ahogo y fatiga". Esta falta de aire puede aparecer al dormir o en cualquier otra situación y sus causas, según los expertos, son:

  • Patologías respiratorias
  • Problemas cardiovasculares
  • Trastornos de ansiedad

Asimismo, hay que diferenciar entre la disnea de la taquipnea (por el aumento de la frecuencia respiratoria) o la polipnea (aumento de la profundidad de las maniobras ventilatorias). "Ambas son respuestas fisiológicas que se dan en diferentes circunstancias como la práctica de ejercicio", subrayan.

Falta de aire al dormir por ansiedad

Desde el Instituto Americano de Salud Mental señalan la falta de aire como uno de los síntomas de la ansiedad. En este sentido, también mencionan otros propios del trastorno de ansiedad generalizada como:

  • Sentirse inquieto o con dificultad para relajarse
  • Preocuparse demasiado por todo
  • Tener problemas para dormir
  • Sentirse cansados todo el tiempo
  • Tener dolores de cabeza, musculares o de estómago
  • Experimentar dificultad para concentrarse
  • Tener movimientos nerviosos como temblores o tics
  • Sudar mucho
  • Sentirse irritables
  • Tener dificultad para tragar

En cuanto a su tratamiento, los expertos recomiendan acudir al psicólogo y, concretamente, comenzar una terapia cognitivo-conductual. "Le enseña a la persona diferentes formas de pensar, comportarse y reaccionar ante distintas situaciones para ayudarle a sentirse menos ansioso o preocupado", apuntan. Poner remedio a esta situación es importante, puesto que puede agravarse y desencadenar otros trastornos psicológicos como la depresión o el abuso de sustancias o alcohol.

Plantas medicinales para dormir bien

La persona que experimenta falta de aire al dormir por nerviosismo o ansiedad también puede optar por soluciones de farmacia como plantas medicinales para regular el ciclo de sueño y descansar. Por ejemplo:

Según la planta, se puede tomar en cápsulas, en infusiones, en chicles o en aceite esencial. No obstante, se recomienda consultar con un profesional sobre su toma. El farmacéutico podrá aconsejar cuáles son las mejores plantas según el paciente, ya que algunas tienen contraindicaciones.

También disponen de tiras nasales para abrir las fosas y aliviar la congestión, si es que este es motivo de la falta de aire.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar