¿Cuáles son los beneficios de la alimentación con zinc?

alimentación zinc

Las ostras son un gran fuente de zinc.

El zinc se encuentra presente en alimentos como el marisco, las carnes rojas o los frutos secos

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El zinc es un nutriente esencial en nuestra dieta. Por ello, tiene que formar parte de nuestro menú diario para no experimentar déficit de él. En este artículo, los expertos señalan la importancia de seguir una alimentación con zinc y cómo hacerlo:

"El zinc ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo. El cuerpo también necesita este nutriente para fabricar proteínas y el ADN, el material genético presente en todas las células", explican desde el Instituto Americano de la Salud.

En este sentido, los especialistas destacan su papel en el crecimiento y desarrollo de las personas. Asimismo, es bueno para la cicatrización de las heridas y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato.

¿Qué alimentos tienen zinc?

El Instituto Americano de la Salud cita algunos alimentos que pueden proporcionar la cantidad necesaria de zinc como:

  • Las ostras
  • Las carnes rojas
  • Las carnes de ave
  • Los mariscos como el cangrejo y la langosta
  • Los cereales integrales
  • Los frijoles
  • Los productos lácteos
  • Los frutos secos

No obstante, en farmacia se pueden encontrar complementos alimenticios con zinc para las personas que tengan déficit de él. También pueden estar combinados con magnesio, calcio u otros ingredientes.

Dosis de zinc recomendada por edades

Los expertos aconsejan tomar una cantidad determinada de zinc según la edad y las circunstancias de cada paciente. El exceso de zinc podría acarrear problemas para la salud. Concretamente, se recomienda:

  • Bebés de hasta los seis meses de edad: 2 miligramos (mg).
  • Bebés de 7 a 12 meses de edad: 3 mg.
  • Niños de entre 1 y 3 años: 3 mg.
  • De 4 a 8 años de edad: 5 mg.
  • De 9 a 13 años: 8 mg.
  • Chicos adolescentes de 14 a 18 años: 11 mg.
  • Chicas adolescentes de 14 a 18 años: 9 mg.
  • Hombres adultos: 11 mg.
  • Mujeres adultas: 8 mg.
  • Adolescentes embarazadas: 12 mg.
  • Adolescentes en período de lactancia: 13 mg.
  • Mujeres embarazadas: 11 mg.
  • Mujeres en período de lactancia: 12 mg.

Síntomas del déficit de zinc

Generalmente, las personas que presentan un déficit porque su alimentación no contiene suficiente zinc manifiestan estos síntomas:

  • Problemas de crecimiento y desarrollo
  • Pérdida de cabello
  • Diarrea
  • Lesiones oculares
  • Patologías dermatológicas
  • Problema de cicatrización de las heridas
  • Disminución del sentido del gusto
  • Reducción de los niveles de concentración
  • Impotencia sexual en hombres

¿Quién puede experimentar déficit de zinc?

El déficit de zinc no suele ser un problema habitual, sin embargo, hay determinados grupos que son propensos a sufrirlo. Los expertos los citan aquí:

  • Las personas que han tenido cirugías gastrointestinales o las que tienen trastornos digestivos como son colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn. "Estas enfermedades pueden reducir la cantidad de zinc que absorbe el cuerpo e incrementar la pérdida de zinc en la orina", afirman.
  • Los vegetarianos y veganos porque no comen carne, una gran fuente de zinc. Tienen que compensarlo con otros productos como los frijoles y los cereales.
  • Los bebés mayores de 6 meses de edad que toman leche materna pueden no recibir la alimentación de zinc necesaria.
  • Las personas alcohólicas pueden presentar la falta de este nutriente debido a que el alcohol absorbe el zinc e incrementa su pérdida a través de la orina.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar