Dispepsia o digestión pesada: 8 consejos alimenticios para evitarla

dispepsia

La papaya facilita la digestión de proteínas para eliminar la dispepsia.

La dispepsia se manifiesta con flatulencias, ardor y sensación de plenitud gástrica

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Comer es uno de los placeres de la vida. Sin embargo, si tras degustar unos platos exquisitos, comienzas a sentir malestar y dolor en la tripa, pronto se te olvidará el festín gastronómico. En este artículo tratamos qué es la dispepsia o digestión pesada, que sufren una gran número de personas, sus síntomas y consejos alimenticios ofrecidos por farmacéuticos.

“Es un trastorno del proceso digestivo que se vuelve difícil y doloroso”, explican desde los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Alicante y A Coruña. “Se manifiesta con flatulencias, sensación de plenitud gástrica, malestar, distensión abdominal y ardor“, añaden.

Existen tres clases de dispepsias, según menciona Jesús Catalán del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza:

  • Dispepsia orgánica: cuando se identifica una causa orgánica, por ejemplo, una úlcera o un cáncer.
  • Dispepsia funcional: cuando se debe a causas diversas y surgen síntomas variados.
  • También hay otra, la “dispepsia no investigada”, cuando el diagnóstico es sindrómico y no se considera necesario realizar exploraciones diagnósticas complementarias.

Causas de las dispepsias

Hay diferentes factores que pueden originar estas dispepsias. Catalán señala varias:

  • Digestivas: se relacionan con problemas digestivos como gastritis, úlcera péptica gástrica o duodenal, hernia de hiato, diversos cánceres en el tubo digestivo, enfermedades hepato-biliares, pancreatitis crónica, malabsorción intestinal, lesiones inflamatorias u obstructivas intestinales…
  • Extradigestivas: en las que se encuentran hipo e hipertiroidismo, diabetes, uremia, ansiedad, estrés…
  • Errores en la alimentación: por ejemplo, comidas desequilibradas, copiosas, picantes, muy sazonadas y ahumadas.
  • El abuso de café, alcohol, bebidas con gas y tabaco.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), ácido acetilsalicílico (AAS), preparados de hierro, digoxina, etc.

Consejos alimentarios para evitar la dispepsia

Los farmacéuticos de Alicante y A Coruña han unido sus conocimientos para ofrecer hasta ocho recomendaciones alimentarias diferentes para aquellas personas que sufren de digestión pesada de manera recurrente:

  • Hay que comer despacio y masticar bien los alimentos. Asimismo, es aconsejable mantener un horario regular de comidas.
  • Para facilitar este proceso, es bueno ingerir piña por su contenido en bromelina y la papaya por su contenido en papaína. Otros alimentos que cumplen esta función son: el calabacín y la calabaza que se pueden consumir en puré; la patata y el pimiento asado o crudo en ensaladas.
  • Por otro lado, hay que evitar alimentos que producen o pueden producir intolerancia digestiva como los excesos de grasas, marisco, chocolate o leche.
  • Uno de los principales síntomas de la dispepsia son las flatulencias, por ello, es aconsejable tomar alimentos que absorban los gases, como el hinojo en bulbo y el anís en infusiones.
  • En esta misma línea, también es útil el uso de condimentos saludables, como el limón y el ajo que aumentan la secreción de jugos digestivos.
  • En cuanto a las bebidas carbónicas (bebidas con gas) y el consumo de alcohol hay que tratar de disminuirlo porque aumentan el riesgo de tener una digestión pesada.
  • No hay que optar por los fritos porque tienen acroleína, sustancia irritante que se forma al sobrecalentar el aceite.
  • Evitar también las conservas, encurtidos (variantes y aceitunas), especias fuertes y comida basura.

“Son muy bien tolerados los cereales integrales en copos, también los germinados que tienen enzimas que predigieren los hidratos de carbono, al igual que la malta bebida”, subrayan los farmacéuticos.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar