¿Es bueno el carbón activado para los dientes?

carbón activado dientes

El carbón activado en los dientes actúa como abrasivo.

El carbón activado desgasta el esmalte de los dientes, según los expertos

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

En el afán por lucir la mejor dentadura, muchas personas no consultan con los profesionales adecuados y acaban utilizando tratamientos perjudiciales para la salud. Un ejemplo claro es el uso del carbón activado en los dientes, que saltó a la fama anunciado por numerosos 'influencers'. Los expertos nos cuentan qué ocurre cuando utilizamos este material.

"El carbón activado tiene una gran capacidad abrasiva, es como si nos pasáramos una lija por los dientes", explica Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas. "Al desgastar el esmalte natural se pueden producir graves problemas para la salud bucodental", añade.

En este sentido, señala que el carbón activado se obtiene "a partir de un proceso químico con cáscara de coco que resulta ser muy perjudicial para el esmalte de los dientes".

Peligros de usar carbón activado en los dientes

Desde el Consejo General de Dentistas apuntan numerosos problemas que pueden ocurrir si los pacientes colocan carbón activado en los dientes:

  • Queda a la vista la dentina, cuyo color es más amarillento que el esmalte.
  • Aumenta la sensibilidad dental, puesto que los nervios de los dientes estarán más desprotegidos.
  • Las encías también pueden resultar dañadas.

"Es posible que te veas los dientes negros y al enjuagarte te dé la impresión de tenerlos más blancos, evidentemente. Pero la realidad es que no hay blanqueamiento", afirma Castro.

Ingredientes buenos para los dientes

En esta misma línea, desde el Colegio de Higienistas Dentales de Madrid mencionan varios ingredientes buenos para los dientes que son naturales. "Una buena salud bucodental empieza por un buen cepillado y para eso solemos ayudarnos de pastas dentífricas específicas para tratar diferentes problemas dentales como sensibilidad, gingivitis, etc", concretan.

  • Aceite de coco: es uno de los ingredientes más común en estos productos. Según explican los expertos, suelen ser los aceites vegetales actuando como emoliente y humectante natural sirviendo de alternativa a la glicerina. "El aceite coco es muy beneficioso tanto en dentífrico como en los enjuagues ya que posee propiedades antibacterianas , antifúngicas y antivirales, elimina eficazmente la placa bacteriana y ayuda a prevenir la gingivitis y la caries dental", apuntan.
  • Manteca de karité: los dentistas subrayan que es hidratante y rica en vitaminas A y E. De hecho, se aconseja su uso para combatir la sequedad bucal.
  • Árbol de té: este aceite esencial se encuentra en muchas pastas dentales y es útil para tratar la periodontitis. Cuenta con propiedades antifungicidas, antivirales y antibacterianas. Su salvia ayuda a regenerar los tejidos, alivia irritaciones y reduce el mal aliento.
  • Mentol: se caracteriza por dar sensación de frescor y calmar la inflamación bucal.
  • Caléndula: es un elemento natural que previene la inflamación de las encías y para tratar las llagas y úlceras bucales.
  • Ratania: se encarga de fortalecer el tejido gingival gracias a sus propiedades antibacterianas.
  • Bicarbonato de sodio: se usa para eliminar manchas de los dientes, remineralizar el esmalte y alcalinizar el pH de la boca.
  • Xilitol: favorece la eliminación de bacterias y que aparezca placa y sarro en los dientes.
  • Tocoferol: se encuentra en las pastas de dientes por nutrir y suavizar los tejidos cicatrizantes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar